El comedor escolar está concebido al margen del proyecto educativo de los centros

https://vsf.org.es/actualidad/el-comedor-escolar-esta-concebido-al-margen-del-proyecto-educativo-de-los-centros

En este artículo se desgranan las principales conclusiones del estudio: ‘Comedores escolares en la CAV, cómo son y cómo podrían ser’ presentado en Bilbo el pasado jueves. A grandes rasgos, el actual modelo de comedores escolares es muy rígido, se basa en una normativa del año 2000 y en estos 17 años, no ha tenido cambios ni adaptaciones. Sin embargo, la actual coyuntura dista mucho de la del 2000. Las familias y la comunidad escolar carecen de poder de participación y decisión en la gestión del comedor, y es por ello que cada vez son más las que demandan un cambio en el modelo de gestión que permita más capacidad de decisión a las comunidades escolares.

Los comedores escolares desempeñan un papel muy importante en la alimentación y en la salud de las niñas y los niños que utilizan este servicio, ya que en él realizan la principal comida del día durante buena parte del año. Pero son, además, espacios con un enorme potencial educativo y pueden ayudar a que niñas y niños adquieran buenos hábitos alimentarios, aprendan la relación entre alimentación y salud, y comprendan el vínculo entre algo tan cotidiano como la comida y el mundo en el que viven, desde lo más local a lo global. En definitiva, pueden contribuir desde la educación crítica a que entiendan los impactos del actual sistema alimentario y el enorme potencial transformador de un modelo basado en la Soberanía Alimentaria. Sin embargo, el actual modelo basado solamente en el negocio de unas cuantas empresas de catering, promueve exactamente lo contrario.

Labores pedagógicas en torno a la alimentación

La concepción que tiene el Gobierno Vasco del comedor escolar es la de un servicio complementario al margen del proyecto educativo del centro. La alimentación podría tratarse en las aulas desde puntos de vista muy diversos, ya que abarca múltiples ámbitos académicos: ciencias naturales, ciencias sociales, geografía, matemáticas, economía, comunicación, arte, literatura e incluso tecnología. A pesar de esto existen aún serias dificultades para analizarla desde una mirada holística integrando aspectos culturales, socioeconómicos, socioculturales y ambientales.

Por otro lado, el espacio del comedor se dedica exclusivamente a la actividad de comer, pero no se hace ninguna labor pedagógica explícita en torno a la alimentación y a sus impactos individuales, sociales, ambientales, etc. Probablemente este hecho se deba a la propia concepción del comedor como un servicio complementario y no educativo. Otro tema destacable es que los menús no varían de una temporada a otra (a excepción de los centros donde se ha comenzado a utilizar producto local y ecológico), por lo que el alumnado no percibe la estacionalidad de los alimentos ni se fomenta a que lo aprenda.

De dónde proceden los alimentos

La mayor parte de los alimentos no son de proximidad sino que se adquieren a través de mercados mayoristas. Incluso alimentos que tradicionalmente se han producido local o regionalmente como frutas, hortalizas, legumbres, patatas, pescado o leche vienen cada vez de más lejos, a pesar de que buena parte de ellos se podrían encontrar al lado de casa.

Las familias reciben de forma mensual o trimestral información sobre los menús que se van a servir durante ese periodo. Pero no reciben ninguna información sobre el origen de los alimentos, ni las cantidades que se están sirviendo.

El valor nutricional de los menús es insuficiente

Si se analiza la parte nutricional del servicio, el informe aconseja aumentar en los menús el contenido de fruta, verdura en los primeros platos, huevos (y preparaciones a base de huevo) y pescado azul, ofrecer legumbres y farináceos en la guarnición, disminuir la presencia de carnes, purés, fritos y postres lácteos, y eliminar los postres azucarados. También se recomienda incluir información sobre los ingredientes de cada plato y las técnicas culinarias empleadas.

En el caso de los menús que llegan ya elaborados al centro escolar, hay que añadir que los alimentos están acompañados de salsas y de más grasa para que se mantengan jugosos. Esta cantidad de salsas está desaconsejada, según la propia guía de buenas prácticas para comedores escolares del Gobierno Vasco, pero el 50% de las personas usuarias de los comedores tienen este tipo de menús.

La comedores escolares como motor de transformación local

Des de VSF Justicia Alimentaria Global se considera que la compra por parte de las Administraciones públicas de alimentos locales un instrumento determinante para impulsar la producción local y su comercialización en circuitos de proximidad, revitalizando con ello el mundo rural y contribuyendo al proceso global de transición del sistema alimentario hacia un modelo sostenible y saludable.

Para todo ello, el papel de la Administración es crucial en dos sentidos: a través de la compra pública y estableciendo un marco normativo que ampare e impulse un sistema alimentario escolar integrador que haga posible la transición desde la actual alimentación industrial hacia una alimentación saludable y sostenible, basada en la Soberanía Alimentaria.

Resumen del informe

Vídeo campaña

 

No conoces a la primera mujer periodista por culpa de Franco, y deberías

http://www.eldiario.es/cultura/libros/Carmen-Burgos-periodista-Franco_0_715328709.html

Se cumplen 150 años del nacimiento de Carmen de Burgos, una pionera en el reporterismo de guerra y el feminismo que fue silenciada por la censura

Fue apodada “la divorciadora” por sus campañas a favor de los derechos de las mujeres y “Colombine” como sobrenombre en sus artículos más políticos

Mónica Zas Marcos

Carmen de Burgos, Colombine, la primera periodista española

más INFO

Que levante la mano quien no haya leído La Regenta, 1984 o no conozca a Émile Zola, Ian Fleming o a Albert Camus. Aunque todos ellos y sus obras sufrieron el yugo de la censura franquista, son autores que regresaron al imaginario español tras la muerte del dictador. Pero hubo otros que no corrieron esa suerte.

A Carmen de Burgos (Almería, 1867-1932), los órganos censores le incautaron directamente su nombre. Cualquier letra, artículo, libro o cuento que llevara su firma fue reducido a cenizas y no quedó ni rastro de su lucha en las librerías o en las bibliotecas públicas. A diferencia de los que encabezan el artículo, los años no sirvieron de redención en este caso y el olvido continúa pesando sobre nuestra primera periodista, reportera de guerra e incansable defensora de los derechos de la mujer.

Por suerte, hay quienes siempre la tuvieron presente y ahora celebran el renacer de esta figura imprescindible en su 150 aniversario. “Este año, no se sabe por qué razón, parece que todos nos hemos puesto de acuerdo para rendir este gran homenaje a Carmen”, declara emocionada María Serrano a eldiario.es.

La presidenta de la Fundación Carmen de Burgos celebra los actos que le dedican durante este mes la Biblioteca Nacional y el Ateneo de Madrid, pero también lamenta que haya costado tanto tiempo recomponer los pedazos que rompió el franquismo. “Hay centros con su nombre hasta en Brasil, y en España aún tiene que pagar el secuestro de su obra”, dice Serrano. No le sorprende que otras feministas como Emilia Pardo Bazán, Clara Campoamor o Victoria Kent se repusieran al Régimen porque “Carmen era pólvora para Franco”.

“Se veía que podía hacer mucho daño. Fíjate como fue, que hasta después de muerta Franco la persiguió. Manejaba una gran cantidad de códigos para llegar a las mujeres sin ser tachada de radical, y eso calaba más que cualquier otra cosa”, explica la presidenta. Para entender esta caza de brujas, repasaremos las ideas transgresoras de Carmen de Burgos en vida. Y, aunque fueron muchas y muy celebradas, pocos le atribuyen ese mérito hoy en día.

Carmen de Burgos y miembros de la Liga Internacional de Mujeres, en un acto contra la pena de muerte en el Ateneo de Madrid (1931)

La “divorciadora”

Carmen de Burgos tuvo que esconder su perfil reformista detrás de multitud de seudónimos como Perico el de los palotes, Gabriel Luna o Marianela, pero el más famoso de todos fue Colombine. El mote se lo puso Augusto Suárez de Figueroa, que fundó el Diario Universal tras abandonar la dirección del Heraldo de Madrid. Allí fue donde Colombine dio sus primeros pasos como periodista con una columna semanal titulada Lecturas para la mujer, con lo que se convirtió en la primera redactora con un espacio propio en nuestro país.

Sobre el papel, Carmen tenía que dar consejos a las señoritas casaderas y a las amas de casa sobre belleza y hogar. Y así lo hizo. Lo que tampoco le impedía meter poco a poco píldoras políticas, sufragistas y de empoderamiento para sus lectoras.

Ella sabía de buena tinta que el matrimonio, muchas veces, estaba lejos de ser la panacea que predicaba el “ferviente catolicismo”, como Burgos lo refería. Se casó a los 16 años con un periodista alcohólico y mujeriego en Almería y, tres abortos y un millar de noches solitarias después, lo abandonó con su única hija entre los brazos para partir en dirección a Madrid.

En 1903, Columbine comenzó en el Universal, donde un año más tarde publicaría su polémico artículo El club del divorcio:

“Me aseguran que muy en breve se fundará en Madrid un ‘Club de matrimonios mal avenidos’, con objeto de exponer sus quejas y estudiar el problema en todos sus aspectos, redactando las bases de una ley de divorcio que se proponen presentar en las Cámaras”

Las reacciones del público, algunas a favor y casi todas airadamente en contra –de donde nació el sobrenombre de “la divorciadora”–, le inspiraron para escribir un libro al respecto.

El divorcio en España (1904) recogía los testimonios de importantes intelectuales del país como Azorín, Unamuno, Pardo Bazán, Blasco Ibañez o Francisco Giner de los Ríos, en los que incluso Emilia se mostró equidistante. “No tengo opinión alguna sobre el divorcio. (…) Necesitaría dedicarme a estudiar esa cuestión, y no dispongo de tiempo”, se excusó la gallega, como indica Mar Abad en este completo perfil.

La encuesta final de lo que ella llamó “un libro colectivo ó social” arrojó un resultado de 1462 votos a favor y 320 en contra del divorcio. Pero Burgos no se sorprendió, sino que lo tomó como una muestra del flagrante retraso de su país respecto a Europa.

“Sólo Italia, Portugal y España no tienen establecido el divorcio, aunque consienten el matrimonio civil. El hecho de que se empiece á discutir entre nosotros la conveniencia del divorcio como una idea nueva demuestra un lamentable retraso.

De nuestro plebiscito resulta que la opinión de España es favorable al divorcio y es indudable que se establecerá entre nosotros como conquista de la civilización”.

No contenta con el resultado, dos años más tarde se embarcó en la labor de hacer campaña por el sufragio femenino en una columna del Heraldo de Madrid, con la que terminó de sembrar antipatías. La idea le vino tras recibir una beca en 1905 del Ministerio de Instrucción Pública para viajar y estudiar los sistemas de educación de otros países.

De todos esos destinos, llegó especialmente conmocionada de Francia, hogar de Émile Zola y del Lyceum Club de París, donde Carmen de Burgos conoció a las sufragistas británicas y se imbuyó de sus ideales.

La corresponsal de guerra antibelicista

Sin embargo, la columna  El voto de la mujer tuvo que cerrar por presiones, así que Colombine hizo las maletas y, en 1909, se lanzó a un nuevo reto en el Heraldo. “Sus crónicas de guerra son imprescindibles”, recuerda María Serrano. Fue la primera corresponsal mujer en pisar un campo de batalla, en este caso el de la Guerra de Melilla. Burgos mandaba sus artículos desde la ciudad asediada, en los que poco a poco destilaba un creciente tono antibelicista.

“El mundo civilizado pone el fusil en la mano del hombre, le da orden de matar, y si el hombre arroja el arma y rehúsa ser homicida, se le trata como delincuente… Todo hombre debe, ante todo, y cueste lo que cueste, negarse a tal servidumbre”.

“No anteponía la rebeldía de la mujer sobre el hombre, sino que pregonaba la igualdad de derechos humanos. Es por eso que hizo una importante campaña por la objeción de conciencia”, recuerda la presidenta de su Fundación. Estas ideas, ya más reposadas, las amplió en un artículo llamado ¡Guerra a la guerra! y más tarde en su libro Al balcón (1913).

“Sí. He hecho el periodismo vivo, activo, de batalla. He sido la primera mujer que se ha visto ante la mesa de la Redacción, que ha hecho reportajes, que ha organizado encuestas, que ha vivido y sentido. En fin, el periodismo de combate, ágil, nervioso y bohemio”, respondía en una entrevista al final de su vida.

Pero Columbine no se debió solo a las rotativas, sino que fue una figura imitada y admirada en los círculos literarios gracias a sus once novelas largas, el centenar de novelas cortas, sus cuentos y ensayos. Un gran ejemplo fue Puñal de claveles (1931), basado en el crimen de Níjar y que inspiró a Lorca en la magistral Bodas de sangre. La versión de la escritora es un canto a la emancipación de la mujer y a la búsqueda de la pasión, que Burgos encontró junto al escritor Ramón Gómez de la Serna, 21 años más joven que ella.

También se atrevió con la homosexualidad en la novela corta  Ellas y ellos o ellos y ellas; con el Artículo 438, que daba cobertura legal al marido para asesinar a su esposa si le era infiel, en un libro homónimo; y con el feminismo sin medias tintas en La mujer moderna y sus derechos (1931).

“Era sibilina. Sin hacer daño y sin que la censurasen, llegó a las ciudadanas españolas, pero sabía a lo que se enfrentaba. Se hizo amiga de estas lectoras y de algunos lectores para meterse en sus hogares con sus columnas”, termina María Serrano.

Su Fundación espera que este homenaje por su 150 aniversario no se quede en lo meramente anecdótico y consiga llevar a Carmen de Burgos a las escuelas. “Queremos que figure en los libros de texto por el personaje literario y transgresor que fue, tanto en España como en el extranjero”, resume. Ha llegado la hora de levantar esa losa que el franquismo arrojó sobre la memoria de Colombine, y dejar que ella arroje su luz feminista en nuestras antologías periodísticas y literarias.

Si quiere saber más de la figura de Carmen de Burgos, no se pierda este reportaje en profundidad de la revista Yorokobu.

 

Presentamos el Atlas de la Comida. Una visión global de la cadena agroalimentaria mundial

https://www.tierra.org/atlas-la-comida-una-vision-global/

Amigos de la Tierra Europa junto a la Fundación Heinrich Boll y la Fundación Rosa Luxemburgo publicamos hoy el Atlas de la Comida, una exhaustiva investigación en la que se muestra cómo la producción de alimentos en el mundo está monopolizada por cada vez menos empresas y cada vez más grandes, a lo largo de toda la cadena alimentaria. Según se advierte en el informe esta tendencia amenaza la capacidad de elección de las personas consumidoras, el empleo y las condiciones laborales en la industria agroalimentaria, así como a la producción de alimentos en el futuro.

En los años 2015 y 2016, de las 12 mayores fusiones entre empresas con cotización oficial, 5 tuvieron lugar en el sector agroalimentario, con un valor total de casi 500.000 millones de dólares americanos.

La publicación del informe coincide con la decisión crítica a la que se enfrenta la Comisión Europea sobre la autorización de la mega fusión entre Bayer y Monsanto, y después de que el Comisario de Agricultura Phil Hogan anunciase su intención de frenar el poder excesivo de los supermercados.

Un Atlas de la comida de la que se extraen preocupantes concluisiones

Las conclusiones extraídas del informe son motivo de preocupación para las organizaciones sociales, ya que la concentración de poder por parte de unas pocas empresas en la cadena alimentaria está causando:

  • Menor oferta para los consumidores: casi la mitad de la comida que se vende en la Unión Europea viene de solo 10 cadenas de supermercados. Apenas 50 industrias se llevan la mitad de las ventas de comida en el mundo. Y tan solo 4 empresas producen el 60% de la comida de bebé en el mundo.
  • La alimentación del futuro en riesgo: las fusiones entre los gigantes de la agroindustria provocan la intensificación de la producción a lo largo de toda la cadena, actualmente el 20% de las tierras agrícolas del mundo están ya degradadas.
  • Pérdida de empleos y bajada de salarios: la actual ola de fusiones en las industrias procesadoras, por ejemplo, entre Heinz y Kraft, se ha debido a la necesidad de ahorrar costes para seguir compitiendo en el mercado global, lo que ha provocado la pérdida de miles de puestos de trabajos.
  • Presión por los bajos precios, el cártel de la distribución: las empresas de distribución (principalmente supermercados) y la industria procesadora de alimentos presionan a sus proveedores, expulsando a los pequeños productores y normalizando las pésimas condiciones laborales y bajos salarios en toda la cadena. Por ejemplo, aproximadamente el 80% del mercado mundial del té está controlado por tres empresas.
  • Persistencia del hambre entre la población más empobrecida, pese a la sobreproducción de alimentos en el mundo: la cosecha global de cultivos alimenticios equivale a 4.600 kcal. por persona y día – pero más de la mitad se pierde en el almacenamiento, distribución, desperdicio y alimentación del ganado.

Olivier de Schutter copresidente del Panel Internacional de Expertos en Sistemas Alimentarios Sostenibles (IPES-Food) ha afirmado que “este informe debería ser una llamada de atención para las personas preocupadas por la alimentación, el medio rural y la agricultura. Asistimos a un crecimiento sin precedentes de las fusiones y compras en el sector agroalimentario que tendrá un gran impacto en lo que comemos y lo que cultivamos. Necesitamos urgentemente un debate y la implicación activa de los reguladores para proteger el interés público, a las personas trabajadoras y el medio ambiente”.

Blanca Ruibal, responsable de Agricultura y Alimentación en Amigos de la Tierra ha señalado que “las grandes empresas transnacionales de agricultura y alimentación tienen cada vez más poder; está en juego la calidad de nuestra comida, y la capacidad de alimentar a las generaciones futuras. La UE debe tomar medidas para evitar esta concentración y fomentar las alternativas. Existen muchos ejemplos de cómo producir alimentos sanos a la vez que se crea empleo digno y se protege el entorno”.

Documentos

 

El cuento de la maligna oposición que soñaba con algarrobos

http://www.laopiniondemurcia.es/opinion/2017/11/25/cuento-maligna-oposicion-sonaba-algarrobos/878063.html

No son cientos, sino miles, las hectáreas de regadío ilegal en el campo de Cartagena. Un mapa que, a buen seguro, resultará muy útil a la Fiscalía que está foliando su querella y está decidida a dar con los responsables que, por acción u omisión, han permitido un atentado ambiental de tal magnitud en el Mar Menor

Rosa Roda

El Mar Menor no lo está matando la contaminación por nitratos, lo está matando algo mucho peor y es la contaminación política. El vídeo de la sopa verde que realizó y difundió la asociación ecologista ANSE en mayo de 2016 obligó a las autoridades a tomar cartas en el asunto. Ya sabían lo que estaba pasando, pero vergonzosamente miraban para otro lado porque, entre otras cosas, la agricultura es sagrada en la región de Murcia y los intereses económicos y electorales son muy fuertes.

Ante la magnitud del guantazo en imágenes, la Confederación Hidrográfica del Segura no tuvo más remedio que taponar la red de tuberías de vertidos de salmueras y nitratos al Mar Menor desde la rambla del Albujón. Es lo único que se ha hecho en año y medio. Y como el organismo de cuenca tiene verdadero pánico a lo que pueda deparar la querella de la Fiscalía por presunto delito ecológico, también está desmantelando la red salmoreoductos que costó una millonada de dinero público para evitar pinchazos ilegales y nuevos vertidos a la laguna salada. El organismo de cuenca sabe que se sigue extrayendo agua, desalobrando en cobertizos y chozas e inyectando la salmuera en el acuífero de tal manera que los que disponen de pozos legales sacan agua con tal índice de conductividad que secan todo lo que riegan. No descubro nada si afirmo que el acuífero del campo de Cartagena está contaminado y que alrededor de 70 hectómetros cúbicos de vertidos subterráneos se filtran cada año al Mar Menor de manera oculta y silenciosa, según un estudio publicado en la revista científica Environmental Rewiews que evidencia que hay que actuar en origen sin demora.

Decreto de medidas. La consejera Martínez Cachá, acuciada por el escándalo ambiental de la sopa verde, se lanzó al ruedo con un Decreto Ley de Medidas Urgentes para salvar al Mar Menor con el que demostrar a la opinión pública que el Gobierno regional era expeditivo. De aquel decreto publicado en el BORM en abril de 2017, actualmente en vigor, no se ha cumplido casi nada. Menos mal que eran medidas urgentes. Contempla, por ejemplo, la plantación de setos arbóreos en los linderos de las fincas de la zona 1 con un plazo de nueve meses que expira el próximo mes de enero sin que se haya plantado un solo matujo autóctono; y no incide en el control de abonos aunque el Mar Menor y el campo de Cartagena está declarada por la Unión Europea como «zona sensible a la contaminación por nitratos».

Si fuésemos mal pensados, pensaríamos que el PP aprobó un Real Decreto de Medidas Urgentes sin voluntad de aplicarlo ante la presión de algunas organizaciones agrarias y ahora vocifera contra la oposición porque, posiblemente, confiaba en que ese Decreto Ley de mínimos se aprobase tal cual en el Parlamento. Con lo que no contaba el PP, porque siempre logra convencer a Ciudadanos, es con que PSOE, Podemos y Ciudadanos, en un arranque de responsabilidad, votasen a favor de su convalidación para tramitarlo y aprobarlo como proyecto de ley de tal forma que pudiesen enmendarlo y convertirlo en una herramienta realmente útil. Y así llegamos al cuento de La maligna oposición que soñaba con algarrobos y a sus polémicas 43 enmiendas al Decreto Ley de Medidas Urgentes para salvar el Mar Menor con las que, según el diputado popular, Jesús Cano, «dan la estocada de muerte el campo de Cartagena» porque asegura que «con la plantación de setos se cargan 7.000 hectáreas en producción, fulmina los cultivos actuales y manda al paro a 20.000 personas». Así lo ha dicho intentado alarmar a la sociedad y amedrentar a la oposición cuya fortaleza y resistencia el PP va a poner a prueba hasta el próximo 15 de enero que es la fecha fijada por la Comisión del Mar Menor para que una ponencia revise nuevamente las medidas urgentes a adoptar como si el Mar Menor tuviese espera.

»Ni ahora ni nunca»Los populares, a falta de agua que dar a los agricultores y conscientes de que pueden perder muchos votos en el campo ante el empuje de Garre, se han lanzado a boicotear «unas enmiendas que no quieren que se aprueben ni ahora ni nunca», eso dijo el diputado Cano tras ser advertido en los mismos pasillos de la Asamblea por los líderes de FECOAM y COAG-Cartagena: «Si esto se aprueba hay que arreglarlo. Habrá que derogarlo con alguna medida legislativa», le espetaron. Sí, son los mismos agricultores que, según el consejero Francisco Jódar, «son un modelo en toda Europa de agricultura sostenible».

La oposición, que durante meses ha consultado a agrónomos, biólogos, pescadores, ecologistas, pequeños agricultores y científicos para redactar sus enmiendas, se mantiene unida y firme en defensa del Mar Menor porque los expertos les aseguran que sus propuestas «son perfectamente asumibles» por los agricultores que son parte del problema, pero también deben ser parte de la solución adoptando buenas prácticas agrícolas y cambiando la mentalidad de producción y cultivo. Su verdadero problema no son esas enmiendas, sino la falta de agua que sí puede mandar al paro a miles de personas.

Incumplimiento. Ninguna de las 43 enmiendas de la oposición contempla ampliar de cien a 2.000 metros la franja no cultivable en torno al Mar Menor como contaron desde el PP. Eso ha sido un bulo que nos hemos tragado los periodistas. Y no puede calificarse de tropelía querer extender a todo el campo de Cartagena (no solo en la zona 1) la plantación de setos arbóreos para frenar las escorrentías, detener la erosión, controlar las plagas y servir de refugio a la fauna local. Se trataría de plantar setos a lo largo de los linderos de las parcelas manteniendo un ancho de seto de 2 a 3 metros como ya recoge el Decreto Ley en vigor. Un decreto que no se está cumpliendo, aunque el Gobierno regional ande apremiando a los científicos para actuar ya en el Mar Menor. Pues bastaría con que hicieran cumplir lo que publican en el BORM.
El diputado Jesús Cano (tan aficionado a las hipérboles) ha llegado a decir que «solo se podrán cultivar algarrobos y cereales porque se prohíben fertilizantes orgánicos e inorgánicos». Pues no consta en ninguna de las enmiendas de la oposición, PSOE, Podemos y Ciudadanos, tras consultar a ingenieros agrónomos, solo quieren prohibir el uso de «fertilizantes de solubilidad rápida y altamente contaminantes»; y que se prime la progresiva transformación de la actividad agrícola hacia la producción ecológica especialmente en la zona 1 del Mar Menor con el fin de evitar los problemas de contaminación ya conocidos.

Sin tocar la agricultura. Puede que la madre del cordero de las terribles enmiendas de la maligna oposición que soñaba con algarrobos sea otra. Realmente cuesta entender que alguien con responsabilidad y sentido común pueda oponerse a propuestas tan sensatas como que «las desalobradoras autorizadas incorporen procesos de desnitrificación», que no se cultive en pendiente sino siguiendo la orografía del terreno, que se «prohíba la creación de nuevas superficies de cultivo o ampliación de las existentes» o que «toda la superficie situada fuera del perímetro de regadío legal sea restituida a sus condiciones originales (secano o vegetación natural) sin perjuicio de la aplicación de la sanciones que pudieran corresponder» dado que no es admisible que situaciones ilegales agraven la degradación ambiental del Mar Menor cuando, además, no hay agua para nadie. El PP quiere salvar el Mar Menor sin tocar la agricultura y eso es imposible debido a la sobreexplotación.

Mapa de regadíos. Y así llegamos al mapa de regadíos ilegales en el campo de Cartagena que ultima la asociación ecologista ANSE (premio nacional a la Conservación de la Biodiversidad 2017 por la Fundación BBVA) y que promete ser tan escandaloso o más que el vídeo de la sopa verde si son ciertas las cifras que barajan. No son cientos, sino miles, las hectáreas de regadío ilegal en el campo de Cartagena. Un mapa que, a buen seguro, resultará muy útil a la Fiscalía que está foliando su querella y está decidida a dar con los responsables que, por acción u omisión, han permitido un atentado ambiental de tal magnitud en el Mar Menor. En Fiscalía no dan crédito a lo que han descubierto preparando la denuncia.

Los agricultores no quieren ser señalados como los únicos responsables y exigen una Ley Integral del Mar Menor que regule todos los usos: agrícolas, pesqueros, náuticos y urbanísticos. Tienen razón. Bastaría con el Gobierno regional aprobase de una vez el Plan de Gestión Integral de Espacios Protegidos del Mar Menor y Franja Litoral que debería haber aprobado en 2012 por imperativo europeo y ha sometido a exposición pública en dos ocasiones solo para retrasar su aprobación.

El portavoz el comité de asesoramiento científico, Ángel Pérez Ruzafa, admite que «resulta exasperante» la lentitud con la que se está respondiendo al grave problema del Mar Menor, mientras el presidente López Miras culpa a los científicos de esa lentitud y su diputado Cano en la Asamblea celebra que con la ponencia ha conseguido «detener el debate de esta locura» en alusión a 13 enmiendas de la maligna oposición que soñaba con algarrobos cuando la verdadera locura es retrasar otros dos meses las medidas urgentes que requiere el Mar Menor.

El Mar Menor está sufriendo la peor contaminación posible y es la contaminación política. El problema es de tal magnitud que esas enmiendas tan terribles para el PP se siguen quedando cortas. El Mar Menor se está muriendo y requiere de medidas urgentes, valientes y comprometidas pero, sobre todo, de un cambio de mentalidad agrícola y política o llegará a un punto de no retorno. Hay que descontaminar el acuífero y para eso es necesario, entre otras cosas, reducir la presión agrícola en origen como dicen los científicos. Clarear el agua verde del Mar Menor haciendo que entre más agua del Mediterráneo como quiere el gobierno regional no soluciona nada porque sigue entrando agua contaminada del acuífero por el subsuelo. Aún estamos a tiempo, mañana será tarde y solo podremos decir aquello de «y colorín colorado y este Mar Menor se ha acabado».

 

Cómo los árboles se comunican entre sí

“Un bosque es mucho más de lo que ven”, dice la ecologista Suzanne Simard. Sus 30 años de investigación en los bosques canadienses la llevaron a un descubrimiento increíble: Los árboles hablan y se comunican a través de enormes distancias. Aprendamos más sobre las armoniosas y complicadas vidas de los árboles y prepárense para ver el mundo natural con nuevos ojos.

This talk was presented at an official TED conference, and was featured by our editors on the home page.

About the speaker

Suzanne Simard · Forest ecologist

Suzanne Simard studies the complex, symbiotic networks in our forests.

Utopía (Documental Lucho Iglesias, 2009)

A lo largo de la historia, el ser humano nos ha sorprendido con su infinita capacidad para superar conflictos, fomentar la solidaridad y orientarse en medio del caos. Utopia es una película documental que se centra en esas aportaciones, herramientas insustituibles para enfrentar las crisis ambientales, sociales y espirituales. Periodistas, agricultores, empresarios, jubilados, banqueros, científicos, abogados, médicas, amas de casa, educadores y muchos otros personajes reales, nos guiarán a través de sus particularísimas utopías, contagiando el inevitable florecimiento de las nuestras propias. Cada testimonio evidenciará nuestra capacidad de transformar la realidad, de descubrir nuestra fuerza interior y de conectar con la vida y con nuestros congéneres. Al trabajar por la vida, la Vida trabaja para nosotros.

El documental obtuvo el Premio Especial del Festival FICMA 2009 (Festival Internacional de Cine de Medio Ambiente Cataluña), el más antiguo de Europa. Y ha sido presentado en diversos festivales nacionales e internacionales: EFFNC Washington 2010 (uno de los más importantes Festivales Internacionales de Cine de Medio Ambiente), Cinemambiente 2009 (Torino-Italia), Festival de Bogotá 2009, Ecozine 2009 (Zaragoza), entre otros.

Más información: http://www.permaculturacanadulce.org/utopia-documental/