http://www.rtve.es/alacarta/audios/carne-cruda/carne-cruda-oriol-llopis-periodismo-musical-gonzo-27-07-12/1492356/

http://blog.rtve.es/carnecruda/ 27-7-2012

Los mercados están eufóricos, están felices, están contentos. ¿Qué tendrán los mercados? Tienen la palabra de Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, que ayer les dijo: “El BCE hará lo necesario para sostener el euro. Y, créanme, eso será suficiente”. Fue mano de santo, el bálsamo de Fierabrás, el abracadabra que hizo descalabrarse a nuestra prima de riesgo por debajo de los 600 puntos y disparó el IBEX un 6%. Aleluya, alabado sea Draghi que nos ha salvado, decía ayer todo el mundo. ¡Es un milagro!, decían los creyentes. Ha sido mágico, decían otros alborozados. Ya no le llaman Mario Draghi, a partir de ahora es Mago Draghi, el tipo que hace desaparecer los problemas con la misma facilidad que David Copperfield hace desaparecer los cuerpos.

Pues perdonen que no me sume al entusiasmo. Perdonen pero me parece un truco. Y en todo truco hay trampa. Y sus palabras son como la trampilla que se ha abierto bajo nuestros pies para que caigamos ahorcados. Otra vez. Piénsenlo bien. El Mago Draghi ha tenido que salir a la palestra a decirle a los mercados que comprará bonos españoles o que nos rescatará con el dinero europeo. Es decir, que para salvar el euro, nos condenarán a nosotros un poco más, nos apretarán aún más la soga al cuello. O nos acercarán más la pistola a la sien. La semana que viene nos enteraremos del método que utilizarán para la ejecución. Pero en cualquier caso, habrá ejecución, llámenlo rescate. En cualquier caso, lo que el Mago Draghi ha hecho es reconocer que estamos en manos de los mercados. En cualquier caso, ha tenido que abrir la jaula de los leones para echarles algo de carnaza que calme su apetito. Por eso están tan contentos los mercados.  Yo cada vez que los mercados se ponen contentos, me echo a temblar. Están celebrando una nueva victoria que han conseguido después de especular durante un mes con nuestra deuda y amenazarnos con el cuchillo de la prima de riesgo. Ya tienen lo que necesitaban: sangre.

Habrá más sangre. Toda la sangre que sea necesaria para sostener al euro, o dicho más claramente, para contentar a los mercados. Habrá más condiciones, más bajadas de sueldos, más apreturas, más recortes, más, más, más. Y menos derechos.

Dice Draghi que hará lo necesario para sostener, para salvar al euro, o sea, lo que los mercados necesiten para relajarse un rato.. Ni una palabra sobre salvar a los ciudadanos de una situación insostenible. Ni siquiera una palabra de consuelo sobre las personas que se están hundiendo irremisiblemente. Ni una palabra de aliento a los que les han quitado el suelo y no tienen ni donde caerse muertos. Eso no haría felices a los mercados. Eso no les haría aullar de alegría. Eso no les calmaría. Los pondría aún más furiosos.

Y dice el misterioso Mago Draghi que lo que quiera que vaya a hacer será suficiente. Como si no se hubiera hecho ya bastante. Como si no se hubiera hecho ya demasiado. Como si no hubiera habido ya suficiente sangre. ¿O no le parecen suficientes los 5.693.100 parados que tiene España según la encuesta de desempleo conocida esta mañana? ¿O no le parece demasiado que casi 1 de cada cuatro españoles en edad de trabajar esté en paro? ¿O no le parece demasiado que el paro juvenil sea del 53,3% y que haya más de 1 millón 700 mil hogares en los que todos los miembros están desempleados?

No se ha hecho suficiente. Se ha hecho demasiado.

Carne Cruda recibe a un crítico del rock mítico, un kamikaze del underground patrio que se metió tanto en la escena musical que casi no lo cuenta: ORIOL LLOPIS ha estado de farra con Iggy Pop, JohnThunders, Dalí o Burning como cuenta con su pluima ágil… y directa en LA MAGNITUD DEL DESASTRE, un intenso, ácido y divertido viaje por las andanzas de su vida que nos sumerge de lleno en la efervescente escena de los 70 y 80. A ti ¿¿QUÉ MOMENTO MUSICAL TE HUBIESE GUSTADO VIVIR?? y ¿¿CON QUIÉN TE GUSTARÍA IRTE DE FARRA??

Y también tiene el dato exacto de LA MAGNITUD DEL DESASTRE: 5.693.100 parados. Por eso recuperamos una portada de rabiosa actualidad que nos dedicó Liberation y te proponemos que DEFINAS LA SITUACIÓN CON UNA PALABRA. Se nos ocurre «PARADOS» (que no quietos). (Igual particpa DRAGHI-una-palabra-tuya-bastará-para-sanarnos e invierte la tendencia…)