‘Carne Cruda 2.0’ (23/04/2014)- FOGASA: 180 mil despedidos no reciben su indemnización por culpa del Ministerio de Trabajo

El Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) debe pagar indemnizaciones y, en algunos casos, parte de sueldo de trabajadores despedidos. Hablamos con quienes llevan meses esperando su dinero. También entrevistamos al rapero Shotta.

fogasa

Bajo las ruedas de la recuperaciónabril 23, 2014  

La recuperación va sobre ruedas, dijo en plena Semana Santa, una Fátima Báñez que imagino iluminada en sus palabras por la Virgen del Rocío. Pero no es la fe la que ciega a la ministra de trabajo y al resto del ejecutivo, es la mala fe con la que quieren ocultar a los millones de ciudadanos pobres y precarios que han sido arrollados por el tren de la crisis. Ya trataron de atropellar a Cáritas cuando dijo que somos el segundo país de Europa con más pobreza infantil. Ahora tratan de cegarnos con las luces de la recuperación para que no veamos, por ejemplo, el informe de Save the Children que dice que somos el segundo país que menos reduce esa pobreza. Así solucionan los problemas, pasando por encima de ellos.

Hoy os contamos un caso alarmante que lo demuestra. El gobierno hizo una reforma laboral que ha facilitado miles de ERES masivos. Algunas de esas empresas que los hicieron se declararon en quiebra y el gobierno tuvo que asumir el coste de esos despidos que había autorizado. Ahora descubrimos que unas 180.000 personas siguen sin cobrar sus indemnizaciones, algunos desde hace años, por el colapso de la Administración. El paro se les agota a muchos, los ahorros también y no les llegan los recursos que se les adeudan. Para desatascar la situación la Ministra se ha gastado 3 millones de euros en subcontratar a otra empresa pública que hace poco hizo un ERE. La recuperación la dirigen conductores sin carné que no pisan el pedal, lo llevan puesto. De eso nunca nos habla el gobierno.

Otro ejemplo que viene al caso en el Día del Libro. Hoy los trabajadores de la FNAC de Barcelona hacen huelga en pleno Sant Jordi por la temporalidad de un 60% de la plantilla, la eliminación del seguro médico para los trabajadores y una reducción salarial que deja a muchos con sueldos en torno 500 euros. Como decía una pancarta colgada hoy en la puerta del establecimiento: 500 euros es violencia. La multinacional francesa aduce reducción de beneficios aunque los sindicatos aseguran que se han desviado las supuestas pérdidas a Francia para la salida a bolsa de la empresa. En cualquier caso siguen teniendo beneficios a costa de las pérdidas de los trabajadores. Y todo esto con la ayuda de la reforma laboral del gobierno que no ha conseguido reducir el paro sino aumentarlo y disparar los contratos precarios y temporales. FNAC y gobierno deberían vender hoy el libro: “La insoportable precariedad del trabajador”.

La recuperación va sobre ruedas mientras la mayoría de españoles van a pie o a rastras. Es más: la recuperación de unos pocos avanza dejando atrás a muchos porque pasa por encima de ellos. El tren de la recuperación circula impasible porque utiliza a personas como raíles y traviesas. Dice el gobierno que la recuperación va sobre ruedas, lo que no dice es que millones de españoles son aplastados bajo esas ruedas.