El votante del PPabril 17, 2013  

‘Carne Cruda 2.0’ (17/04/2013) – Un votante del PP se come a sí mismo para pagar la hipoteca

La sección de Javier Gallego y su equipo con Àngels Barceló en ‘Hora 25’

Hablamos con el votante del PP que prefiere no comer antes que dejar de pagar la hipoteca, otorgamos los terceros premios Abundio y descubrimos el anuncio que ha lanzado la minsitra Báñez para promocionar la «movilidad exterior»

Dice Cospedal que el votante del PP jamás deja de pagar la hipoteca.  Es curioso que Cospedal conozca las cuentas del votante del PP mejor que las cuentas del PP. Dice la secretaria del partido que los votantes del PP incluso dejan de comer para pagar al banco, según ha publicado La Vanguardia. Ella lo ha desmentido pero quienes estaban en esa charla sostienen que, al menos, dijo que los votantes del PP se aprietan el cinturón para pagar, no como otros que dan excusas vagas para no hacerlo. Otros simulan en diferido, ella no. Otros no pagan porque no les da la gana hacerlo, ha dicho el alcalde popular de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. Otros quieren la dación en pago porque quieren cambiar de casa, según el portavoz de Economía del PP en el Congreso, Martínez Pujalte. Otros vivieron por encima de sus posibilidades y deben asumir las consecuencias, insiste Pujalte. Otros son ETA, nosotros somos ascetas.

Cospedal es omnisciente como dios y sabe cómo es el votante del PP y digo “el votante” porque todos son iguales y creen en lo mismo, según dicta su evangelio. El votante del PP es justo y necesario a diferencia de los otros que son infieles pecadores. El votante del PP paga religiosamente su hipoteca. Ama a su banco por encima de su propia vida. Deja de comer para dar de comer al banco. Cree  que el banquero siempre lleva la razón. El votante del PP sabe que la ley hipotecaria es ley divina. Y el votante del PP piensa que la plataforma de afectados es un grupo filoetarra, los escraches son nazismo puro, los desahuciados son irresponsables y los que no pagan unos vagos que dan excusas simuladas en diferido para no hacerlo y quieren la dación en pago para comprarse un chalet mejor. Cree el PP que hay un solo votante del PP como algunos creen que hay un solo dios porque para ellos el Partido Popular es una religión y ellos el pueblo elegido. Son superhombres que no necesitan ni comer.  Por eso no nos dejan comer a los demás. Por eso depuran al ateo. Sin embargo, la fe les impide depurar sus pecados porque se creen infalibles.

Como toda religión tiene mandamientos. Según el Evangelio de Santa María Dolores de Cospedal, estos son los 5 mandamientos del votante del Partido Popular: Amarás a tu banco sobre todas las cosas y a tu hipoteca más que a ti mismo. No comerás para pagar tus deudas. Morirás si es necesario para cumplir con tu hipoteca. No usarás el nombre de tu banquero en vano. Y la ley hipotecaria es justa y necesaria.

El que no cumpla estos mandamientos, no sale en la foto. Pues dicen las encuestas, que algo saben de los votantes, que cada vez más fieles están perdiendo la fe. No me extraña. Es difícil dejar de comer por mucho que uno sea del PP. A daría pavor formar parte de esta secta. 

http://blogs.cadenaser.com/lo-llevamos-crudo/

El lenguaje del poder y el poder del lenguajeabril 16, 2013

Vosotros utilizáis el poder para retorcer el lenguaje, retorcéis el lenguaje para ejercer el poder y retorcernos el cuello. Nosotros utilizamos el lenguaje para recuperar el poder que nos pertenece, para denunciar al poder que nos miente y retuerce la verdad.

Vosotros nos llamáis nazis, nosotros os llamamos necios por utilizar el genocidio a la ligera. Vosotros lo llamáis acoso, os llamamos acosadores a vosotros. Decís que el escrache es violento, os respondemos que violencia es desahuciar. Habláis de violación de la intimidad de vuestras casas, os recordamos la intimidad violada de los desalojados. Habláis de la ley hipotecaria, os recordamos que los tribunales la llaman ley abusiva y usura. La llamáis ley, nosotros la llamamos condena. Vosotros lo llamáis suicidios, nosotros asesinato por desahucios. Decís lanzamiento de la vivienda, nosotros vemos lanzamientos por la ventana.

Decís expropiación de bancos, nosotros reapropiación de pisos. Lo llamáis rescate a la banca, nosotros secuestro a los ciudadanos. Decís austeridad, nosotros austericidio. Decís decreto, nosotros decretazo. Decís recorte, nosotros sablazo. Habláis del estado de derecho pero sois un estado de derechas. Habláis de reforma laboral pero es una demolición. Lo llamáis externalización, pero sabemos que es privatización. Decís crisis, sabemos que es estafa, los tribunales dicen que es estafa, hay documentos que demuestran que es estafa.

Vosotros os llamáis representantes, nosotros os decimos que no, que no, que no nos representáis. Os llamáis clase política, nosotros casta podrida. Vosotros lo llamáis democracia, nosotros timocracia, plutocracia y corrupción. Os llamáis la autoridad, nosotros os llamamos autoritarios. Os llamáis mayoría absoluta, nosotros mayoría absolutista. Vosotros lo llamáis orden, nosotros represión. Nos llamáis perroflautas, os llamamos perros de caza. Nos llamáis antisistema, os llamamos antinosotros. Nos llamáis el enemigo pero el enemigo sois vosotros.

Por eso cuando decís que el escrache es acoso, os respondemos que es legítima defensa.