ClownRurales: Rebélate

Nace, crece, produce, consume, y qué? ¡Rebélate! Este es el rap “Entre Pan y Pan, Pin Pan Pum” , parte de la obra que las #ClownRurales Teatro han diseñado para los talleres en institutos de Justicia Alimentaria en Andalucía y de nuestras campañas educativas para una alimentación sana y sostenible.

EN AGOSTO REPARTIMOS LOS MARTES 6 Y 13

HOLA A TOD@S,

EN AGOSTO REPARTIMOS EL MARTES 6 y EL MARTES 13, OS ESPERAMOS IGUALMENTE EN LA TIENDA DE LA LOMA,

DISFRUTAD DE LOS PRODUCTOS DE TEMPORADA, AHORA ES CUANDO LAS VARIEDADES LOCALES ALCANZAN SU PLENITUD DE SABOR.

VOLVIENDO YA A LA NORMALIDAD EL MARTES 3 DE SEPTIEMBRE, CON LOS HABITUALES REPARTOS SEMANALES

Baños de bosque – El bosque es un medicamento sin efectos secundarios

https://www.cuerpomente.com/salud-natural/terapias-naturales/bosque-cura-sin-efectos-secundarios_2354?fbclid=IwAR3TIxwVoWeL0d9jxxcM8nR0HFuRubNnx0YQFod_C9RnEXUaYcWMqCKJXuo

Ignacio Abella

Entre árboles las células se regeneran y el alma se nutre. La nueva terapia del “shinrin-yoku” invita a sumergirse en los bosques antiguos por su poder sanador.

Hasta hace unas décadas en Cuba mantenían en secreto la cultura y creencias de su extraordinaria religión afrocubana. Solo los iniciados podían acceder al caudal de sus rituales y conocimientos.

Lydia Cabrera y Natalia Bolívar recogieron de los ancianos el testigo de esa tradición y la transmitieron al mundo occidental. La propia Natalia nos contó con el tono grave y pausado con que debió escucharla ella la leyenda de Iroko, la Ceiba, que habla de cada uno de nosotros y de nuestro mundo.

El poder sanador de los árboles

El origen de los baños de bosque

En el principio reinaba un perfecto entendimiento entre la Tierra y el Cielo. El Cielo velaba sobre la Tierra. La vida era feliz y la muerte venía sin dolor. Todo pertenecía a todos y nadie tenía que gobernar o conquistar.

Pero la Tierra comenzó un día a discutir con el Cielo y dijo que ella era más vieja y poderosa, la creadora y sostenedora: “sin mí el Cielo no tendría apoyo y se desmoronaría, yo creo a todos los seres vivos y los alimento. Todo nace de mí y todo vuelve a mí”. Oba Olorun, el rey Sol, no respondió pero hizo al Cielo una seña y el Cielo se alejó murmurando: “Tu castigo será tan grande como tu orgullo”.

Iroko, la Ceiba, comenzó a meditar en medio del gran silencio que sobrevino. Ella tenía sus raíces hundidas en las entrañas de la Tierra, mientras sus ramas se extendían en lo profundo del cielo. Comprendió entonces que había desaparecido la armonía y sobrevendría una gran desgracia.

El Cielo dejó de velar sobre la Tierra, paró de llover y un sol implacable hizo desaparecer toda la vegetación. Así aparecieron sobre el mundo la fealdad y la angustia, la enfermedad, el miedo y la miseria.

Tan solo la Ceiba, que desde tiempos inmemoriales había reverenciado al Cielo, permaneció verde y saludable y sirvió de refugio a aquellos que habían podido penetrar el secreto que estaba en sus raíces. Ellos se purificaron a los pies de la Ceiba. Hicieron ruegos y sacrificios y el Cielo al fin se conmovió y envió grandes lluvias sobre la Tierra.

Lo que quedaba vivo en ella se salvó gracias al refugio que les ofreció Iroko. Pero desde entonces, aunque todo reverdeció de nuevo, el Cielo ya no es amigo, permanece indiferente. Iroko salvó a la Tierra y, si la vida no es más feliz, la culpa hay que echársela al orgullo…

Este mito coincide con muchos otros por todo el mundo que hablan de los árboles y del bosque como guardianes de la armonía y de la salud física y psíquica del ser humano. Los bosques son incansables tejedores de los delicados equilibrios atmosféricos y climáticos de este planeta, nos alimentan y nos protegen de mil modos distintos.

Aún hoy los santeros cubanos se internan en la manigua como quien entra a un templo para recuperar su salud y recoger remedios medicinales para el cuerpo y el espíritu.

Los 5 grandes beneficios de la naturaleza para la salud

Shinrin-yoku, a sumergirse entre los árboles

Las bienaventuranzas del árbol alcanzan todas las dimensiones del ser humano y su entorno y en los últimos tiempos ha hecho furor una práctica que comenzó en Japón y se está extendiendo por todo el mundo. Se llama shinrin-yoku, y podría traducirse como “baño de bosque”.

Inspirada en las tradiciones sintoísta y budista, se trata de integrarnos en la naturaleza y caminar por los bosques, a ser posible entre viejos árboles, olvidando las preocupaciones, los móviles y las cámaras de fotos. Entrando con actitud calmada y meditativa en la atmósfera límpida de las arboledas, dejándose guiar por los sentidos. Escuchando, oliendo y degustando, tocando y abrazando, mirando y observando.

El bosque es un medicamento sin efectos secundarios. Cura del mejor de los modos posibles, devolviéndonos la naturalidad.

Gran parte de su virtud sanadora radica para empezar, en que nos aparta de hábitats y hábitos nocivos. Los ambientes artificiales crean una gran parte de nuestras enfermedades y el retorno a la naturaleza puede ser suficiente para restaurar la salud física, mental y espiritual. Podríamos hablar así de una salud integral que el bosque regenera.

¿Hacemos una cura de bosque? Pautas para el shinrin-yoku

Medicina al aire libre

Esta “medicina” empezó a ser promovida en la década de los 80 por organismos oficiales como la Agencia Forestal de Japón, tras constatar científicamente los efectos benéficos de estas inmersiones. Se comprobó que dos horas de caminata consciente pueden bastar para rebajar los niveles de estrés y que los efectos se prologan durante muchos días después de cada “baño”.

Por otra parte se han descubierto otros mecanismos benéficos que van mucho más allá de los efectos saludables que tiene una simple caminata. Al parecer en la atmósfera del bosque se activan de manera automática las áreas cerebrales relacionadas con el placer y la emoción.

Quedan aparcadas las metas y las inquietudes y empezamos a disfrutar del momento. Casi sin darnos cuenta entramos a formar parte de esta singular simbiosis que se produce a cada paso y con cada respiración. Volvemos a ser animales que absorbemos el aire limpio y vital que exhalan los árboles, mientras ellos a su vez recogen nuestro aliento, para ellos nutritivo.

El simple hecho de frecuentar el bosque tiene además beneficios sobre el sistema inmunitario, el nivel del azúcar en sangre, la ansiedad o la hipertensión… Las evidencias halladas han llevado a la reciente creación de una Sociedad Internacional de Medicina Forestal que identifica una gran diversidad de sustancias, las llamadas fintoncidas que emiten los árboles, como responsables de algunos de estos efectos salutíferos.

Pero al margen de consideraciones médicas, constatamos de forma empírica que las arboledas proporcionan un placer elevado, íntimo y sereno, una felicidad perdurable y restauradora que nos reconcilia con nosotros mismos.

Precisamente al cobijo de un haya frondosa nos contaba una amiga que de niña tenía su casa cerca de un bosque al que escapaba a jugar con sus hermanos. La experiencia era tan hermosa que cada vez que entraban abrían una puerta imaginaria con una enorme llave que habían encontrado en el desván y al salir volvían a cerrar con cuidado, dándole muchas vueltas.

Era su modo de proteger ese mundo en el que la realidad superaba la magia. La cerradura, por supuesto, estaba en el gran árbol guardián del lugar.

¿Cómo se toma un baño de bosque?

Mejor en los bosques antiguos

Diferentes estudios concuerdan en que esta terapia resulta mucho más efectiva en los viejos bosques. Tremenda paradoja, pues casi hemos terminado con ellos y apenas dejamos a los árboles crecer una ínfima parte de su tiempo.

Es preocupante el impacto que pueden tener visitas masivas a estos últimos reductos, si se convierte en moda la práctica del shinrin-yoku, como está ocurriendo en Oriente. Hay que ser cautos para no establecer un nuevo consumo compulsivo que puede ser devastador para estos frágiles ecosistemas.

La alternativa sería integrar en las ciudades los parques dejando su tiempo y espacio a los grandes árboles. Todo un reto para una civilización que ha olvidado cómo convivir con estos ellos sin dañarlos constantemente.

Quizá aprendamos por fin que, como cuenta la leyenda de Iroko, todo está relacionado: nuestra salud y la de los bosques, la tierra y el cielo. Así lo enseña un antiguo proverbio hindú que asegura que, si uno se sienta el tiempo suficiente bajo un árbol, alcanzará la iluminación. No aspiramos a tanto, pero sí nos gustaría que sea el bosque el que nos deje su profunda e indeleble huella.

 

El TSJ pedirá explicaciones a cuatro jueces con procesos de corrupción malogrados

https://www.laverdad.es/murcia/pedira-explicaciones-cuatro-20190620004531-ntvo.html

RICARDO FERNÁNDEZ

Representantes de la Sala de Gobierno visitarán 4 juzgados de Murcia, Lorca y Caravaca para conocer por qué se les han pasado los plazos

Los titulares de cuatro juzgados de la Región, en los que se han investigado causas de supuesta corrupción que han acabado malográndose -en mayor o menor medida- a consecuencia de la superación de los plazos máximos legales de instrucción, tendrán que ofrecer explicaciones a representantes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) sobre las razones que condujeron a tal situación. Así lo decidió este martes la Sala de Gobierno del TSJ, que se reunió en pleno para analizar el delicado escenario que -a consecuencia del citado incumplimiento de los plazos legales- se había generado en los tribunales murcianos, en estos últimos tiempos, con el dictado de resoluciones que han anulado o cerrado abruptamente varios procedimientos en los que se investigaban supuestas desviaciones de poder en las instituciones públicas.

Con la decisión de reclamar explicaciones a los jueces responsables de esas investigaciones, el máximo órgano jurisdiccional de la Región da respuesta al profundo malestar, bochorno y estupor que se habían instalado en la sociedad murciana, y particularmente en el seno de la propia Administración de Justicia, a raíz de que se conociera hace dos semanas que parte de la investigación del caso de la desaladora de Escombreras quedaba anulada por la superación de un tope legal. Y ello debido a que la magistrada instructora, María del Mar Azuar, no había declarado a tiempo la complejidad de la causa y prorrogado hasta dieciocho meses la investigación.

A resultas de ese fallo, todas las diligencias realizadas desde septiembre de 2018 quedaban invalidadas y además se impide que se puedan practicar otras nuevas pruebas, entre ellas una hipotética imputación del expresidente murciano Ramón Luis Valcárcel, contra quien tenían previsto actuar de forma inminente tanto la Fiscalía Superior como varias de las acusaciones privadas. De tal forma que, aunque la causa podrá llegar a juicio con las diligencias ya existentes, lo hará cercenada.

El grave contratiempo en la instrucción del ‘caso La Sal’ viene a sumarse a otros similares que han afectado, al menos, a otras tres causas de supuesta corrupción: el ‘caso Pasarelas’, que motivó la exculpación del expresidente Pedro Antonio Sánchez también por la vulneración del plazo para investigar’; el ‘caso Acal’, archivado por un juzgado de Caravaca de la Cruz por haber expirado igualmente el tiempo máximo para investigar; y el procedimiento sobre las obras del Teatro Auditorio de Cehegín, condenado inexorablemente al carpetazo porque desde el correspondiente juzgado de Caravaca de la Cruz no se practicó prueba alguna mientras estaba en plazo para investigar.

«Sensación de impunidad»

Ante esta situación, que fuentes de la Administración de Justicia de la Región consideran «inadmisible» y que entienden que «genera una lamentable sensación de impunidad», la Sala de Gobierno del TSJ acaba de decidir, por unanimidad de todos sus miembros, realizar lo que eufemísticamente denominan «visitas de información» a los cuatro órganos judiciales en los que se han producido estas incidencias. Se trata del Juzgado de Instrucción número 5 de Murcia, en el que se está investigando el ‘caso La Sal’; el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Lorca, donde se llevaron las diligencias del frustrado ‘caso Pasarelas’; y los juzgados de Primeras Instancia e Instrucción números 2 y 3 de Caravaca de la Cruz, responsables, respectivamente, de las causas sobre el Teatro Auditorio de Cehegín y sobre la presunta emisión de informes jurídicos ‘a medida’, en lo que se conoció como el ‘caso Acal’.

El propósito declarado por el TSJ acerca de esas visitas es «recabar datos sobre el control que se realiza para el cumplimiento de los plazos máximos de instrucción, previstos en el artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal».

Medidas en vía gubernativa

El resultado de las inspecciones se expondrá en la próxima reunión de la Sala de Gobierno del TSJ, que previsiblemente tendrá lugar en julio. Se desconoce qué efectos pueden tener las conclusiones del informe que elaboren los responsables de realizar las visitas a los juzgados, aunque fuentes próximas al TSJ han confirmado que el presidente de este órgano, Miguel Pasqual del Riquelme, estuvo analizando con el resto de integrantes de la Sala de Gobierno las posibles actuaciones que se pueden adoptar en materia gubernativa. O lo que es lo mismo, unas posibles medidas que serían totalmente ajenas a la vía jurisdiccional -la del enjuiciamiento de cada causa particular-, en la que los magistrados están blindados y son por completo independientes y casi intocables en sus decisiones.

‘Caso la Sal’ Anuladas las pruebas obtenidas a partir del 7 de septiembre

Un policía judicial, en un registro en la desaladora. / antonio gil / agm

El Juzgado de Instrucción número 5 de Murcia investiga desde el año 2016 una supuesta malversación multimillonaria, que podría ascender en el peor de los casos hasta los 600 millones de euros, en el proceso de adquisición de la desaladora de Escombreras por la Comunidad Autónoma. En estas diligencias, conocidas como el ‘caso La Sal’ y en la que se investigan presuntos delitos continuados de malversación de caudales públicos y/o cohecho, fraude, falsedades documentales continuadas y delito societario, entre otros, aparece como principal encausado el exconsejero de Agricultura Antonio Cerdá. La superación de un plazo legal para investigar ha hecho que todas las diligencias practicadas a partir del pasado 7 de septiembre hayan sido anuladas, aunque la causa podrá llegar a juicio con las pruebas anteriores.

‘Caso Acal’ Supuestos informes hechos a medida por un despacho legal

Guardias civiles sacan documentos del Ayuntamiento de Caravaca. / efe

La investigación del llamado ‘caso Acal’ se inició en el año 2016, como una pieza separada del ‘caso Roblecillo’, con el fin de establecer si dos abogadas del despacho Asesores y Consultores de la Administración Local (ACAL) elaboraron informes jurídicos a medida a expedientes urbanísticos del Consistorio de Caravaca de la Cruz, con el fin de justificar a posteriori algunas decisiones que ya se habían adoptado sin respaldo legal. Las diligencias fueron asumidas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Caravaca de la Cruz. La superación de un plazo máximo para instruir llevó a la Audiencia a anular el pasado abril la mayor parte de las pruebas, entre ellas las declaraciones de los principales sospechosos, como el exalcalde Domingo Aranda. El caso tuvo que ser archivado por completo.

‘Caso Pasarelas’ La Audiencia invalidó las diligencias y absolvió a Sánchez

Vista de una de las pasarelas reformadas. / paco alonso / agm

El pasado diciembre, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial absolvió al expresidente murciano y exalcalde de Puerto Lumbreras Pedro Antonio Sánchez, y al arquitecto Martín Lejarraga, quienes se habían sentado en el banquillo para responder de presuntos delitos de prevaricación, falsedad y fraude en la contratación por el denominado ‘caso Pasarelas’. En estas diligencias, cuya investigación llevó el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Lorca, se trataba de probar una supuesta adjudicación ilegal de las obras de rehabilitación del entorno de la rambla de Nogalte, en Puerto Lumbreras. La Audiencia consideró que se habían vulnerado los derechos de ambos acusados ya que, pese a que se había superado por dos días el plazo máximo para instruir, se siguió investigando el asunto.

‘Caso King kong’ Un procedimiento cuya muerte está ya más que anunciada

Aspecto del Teatro Auditorio, a medio construir. / vicente vicens / agm

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Caravaca asumió en 2017 una denuncia interpuesta por la Fiscalía Superior por unos hechos que se remontan a 2006, cuando el popular José Soria ejercía como alcalde de Cehegín. En aquellos días, la Consejería de Cultura otorgó al municipio una subvención de nueve millones de euros para levantar un gran Teatro Auditorio. Sin embargo, según la denuncia del Ministerio Público, la tramitación del expediente habría estado preñada de irregularidades desde el principio. Además, el centro se ha quedado a medio construir, en poco más que los cimientos, lo que ha llevado a los cehegineros a bautizar el inmueble como ‘La jaula de King Kong’. La superación del plazo legal, sin que se haya practicado diligencia alguna, ha condenado el asunto a una muerte cierta.

El alto tribunal quiere tener «todos los datos en la mano» antes de mover pieza

Ninguno de los miembros de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ignora, a estas alturas, los fallos, errores, despistes o como quiera llamárseles, que se han producido en varios juzgados y que han dado al traste con importantes investigaciones sobre corrupción en las instituciones. Pero la mayor parte de la información la tienen de fuentes indirectas, fundamentalmente de las noticias publicadas en los medios de comunicación, y de una breve exposición que este martes les hizo el presidente del TSJRM, Miguel Pasqual del Riquelme. Conscientes de que no todos los casos son idénticos y de que las circunstancias que han concurrido en cada juzgado son seguramente bien distintas, pues pueden ir desde un simple despiste -quizás provocado por un exceso de confianza- hasta la inacción más absoluta, quieren esperar a tener todos los elementos en sus manos antes de emitir cualquier juicio o proponer la adopción de alguna medida. De ahí que este martes se hayan inclinado por cursar una serie de «visitas de información» a los juzgados afectados por incumplimientos de plazos legales, lo que les servirá para conocer los argumentos y justificaciones de cada magistrado. Luego, ya sí, llegará el momento de tomar decisiones.

 

El Gobierno regional, premio ‘Atila’ “por su tibieza” al problema de contaminación de Sierra Minera

https://www.laopiniondemurcia.es/comunidad/2019/06/05/gobierno-regional-premio-atila-tibieza/1027974.html

Ecologistas en Acción distinguen a quienes han destacado por su contribución “a la destrucción” del medio ambiente de la Región

El Gobierno regional repite este año galardón, ‘Atila’, “al no mostrar voluntad de rectificación” y “por su tibieza y lentitud a la hora de poner solución” al problema de contaminación de Sierra Minera.

Con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este miércoles 5 de junio, Ecologistas en Acción de la Región Murciana hace pública la concesión de los Premios ‘Atila’ para distinguir a quienes a lo largo de un año han destacado por su contribución “a la destrucción” del medio ambiente de la Región de Murcia.

De tal forma, Ecologistas en Acción concede los Premios ‘Atila Región Murciana 2019’ con el objetivo de “distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente”. Los premios, que se concedieron por primera vez en 1992, tienen dos categorías denominadas ‘Atila’ y ‘Caballo de Atila’, aunque el alto número de candidaturas obliga al jurado todos los años a elegir algunos accésits.

El Gobierno regional, con especial mención a la Consejería de Salud y a las Direcciones Generales de Medio Ambiente y Mar Menor, y de Energía y Actividad Industrial y Minera, se hace este año con el premio ‘Atila’ “por su tibieza y lentitud la hora de analizar y poner solución a los graves problemas de contaminación por metales pesados en la Sierra Minera”, que además de al medio ambiente, afectan a la población, principalmente a la más vulnerable.

Mención especial “letra escarlata” para el consejero Salud, Manuel Villegas, “por frivolizar sobre el origen del plomo y arsénico presente en niños de la Sierra Minera, en un empeño de exonerar a los miles de toneladas de residuos tóxicos mineros almacenados a la intemperie con total impunidad, y pretender achacarlo a la plastilina y el té, y por realizar un estudio con graves indicios de parcialidad que propone que vivir en la Sierra Minera no aumenta el riesgo de tener metales pesados en el organismo, mientras la evidencia dice lo contrario”.

El premio ‘Caballo de Atila’, para Javier Celdrán, consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, y a Fernando López Miras, presidente del Gobierno regional “por su incapacidad de sacar adelante los numerosos Planes de Gestión de la Red Natura2000, Planes de Fauna y de Flora protegida, Planes de Ordenación de los Recursos Naturales”.

Planes, denuncia Ecologistas, “que siguen sin aprobarse tras años de retrasos injustificados, a pesar de su necesidad, y de que en el caso de la Red Natura 2000 el retraso lleva sanción económica. Ni siquiera han aprobado el Plan de Gestión del Mar Menor, que por muy verde que se vuelva, ellos lo ven transparente y mejor que nunca.

Accésit para la Croem, Ballesta, UPA y CHS

Accésit ‘Dr. Maligno y su Miniyo’ a la patronal CROEM y al Gobierno regional “por su empeño en desmantelar las garantías ambientales que preservan el interés público frente la depredación del interés privado”, ya sea aprobando leyes que rebajan dichas garantías (como la Ley de Aceleración Empresarial) o bien “debilitando las estructuras de evaluación y control ambiental mediante organismos más fáciles de presionar por la patronal” (la famosa ARCA).

El Accésit ‘atrapado en el tiempo’ para el alcalde de Murcia, José F. Ballesta, “por pretender tirar balones fuera achacando los episodios de contaminación atmosférica y la activación del Protocolo por Contaminación del Aire a las condiciones meteorológicas, no queriendo reconocer que el origen real es el excesivo tráfico urbano, y que la única solución es reducir el número de vehículos motorizados de forma permanente”.

Mientras que el Accésit ‘Infierno Verde’, para el regadío intensivo industrial que lleva años arrasando diferentes zonas de la Región, en especial las llanuras litorales, y que ahora pretende expandirse por el Noroeste y el Altiplano.

Por transformar completamente sus paisajes en un desierto “verde lechuga”, al tiempo que contamina acuíferos, y degrada peligrosamente espacios de alto valor como el Mar Menor o la costa de Marina de Cope, cuyas aguas se vuelven “verde alga” debido al exceso de nutrientes, añade la organización.

El Accésit ‘Conan el Deltractor’ a la persona, o personas, que arrancaron dos veces toda la vegetación de dunas protegida presente en playas de Calnegre, arando con un tractor, además de eliminar algunos bolardos y paneles informativos, creyendo que eliminando la vegetación les iban a dejar aparcar sus coches los domingos en la “mismica orilla de la playa” o que se iba a desproteger el Parque Regional de Cabo Cope y Puntas de Calnegre.

Y el Accésit ‘El Señor de los Humillos’ para Antonio Moreno, secretario general de UPA en la Vega Alta, “por su empeño en que se perpetúe la mala práctica de las quemas de alpacas de paja y otros combustibles como ineficaz método antiheladas, que además de estar prohibido, causa problemas respiratorios en las poblaciones de la vega alta, que quedan sumidas en una niebla irrespirable durante horas”.

A lo que se añade Accésit ‘No me chilles que no te veo’, para la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), “por que no parece que con la graduación actual consigan enfocar bien el mapa de los regadíos ilegales en la Cuenca del Segura, y siempre les salen muchas menos hectáreas de las que se denuncian por diferentes colectivos”.

El jurado expresó su esperanza en que la concesión de estos premios “llame a la reflexión a los premiados sobre el deterioro ambiental que sufre nuestro planeta, y les lleve a cambiar su actitud, trabajando en defensa del medio ambiente del que dependemos todas las personas”.

Máxime, concluyen, “en estos tiempos en que la emergencia climática exige cambios reales para preservar el planeta y que sea habitable para las siguientes generaciones”.