Cuando la protesta es delito

http://www.cadenaser.com/carnecruda20/

Hablamos con Julio Martín, uno de los acusados por el tartazo a Barcina, dos chicas de la ‘Guerrilla abortista’ que protestaron en una manifestación provida y los profesores de Guadalajara para los que piden 4 años de cárcel

CUANDO LA PROTESTA ES DELITO

Cautivos y desarmadosnoviembre 20, 2013  

http://blogs.cadenaser.com/lo-llevamos-crudo/

Es 20 noviembre pero, a veces, no parece que sea 2013 sino antes de 1975. Españoles, Franco ha vuelto. Franco no ha muerto. Franco nunca se ha ido. Como dice Juan Carlos Monedero, a España le huelen los pies a franquismo. Y al PP le huele el aliento a caudillo. Legisla a golpe de decreto. No escucha la réplica. No admite preguntas. Persigue a la protesta. Reprime a la calle. Criminaliza la discrepancia. Silencia la disidencia. Es un gobierno que no explica ni negocia: prohíbe y ordena.

Es muy significativo cómo celebra hoy el PP sus dos años de mandato, porque lo suyo es un mandato, no una legislatura. Hoy aprueba en el Senado la Ley de Educación rechazada por toda la comunidad educativa, una ley que impone la religión como materia troncal pero expulsa a la filosofía de las asignaturas obligatorias, que promueve la desigualdad, limita la pluralidad lingüística, elimina la educación para la ciudanía y convierte al alumno en empleado en potencia y no en ciudadano de hecho. Prohibido pensar.

Celebra estos dos años el PP presentando el borrador de una ley que atenta contra el derecho de manifestación, que impone multas demenciales a la protesta callejera, convierte al manifestante en presunto delincuente, aleja aún más a los diputados de la calle y da carta blanca a la policía para que abuse de la fuerza. Blinda al poder frente al ciudadano, es decir, promueve el abuso de poder. Han sustituido la Ley de la patada en la puerta, por la Ley de la patada en la cabeza, para que no pienses, para que no protestes. Prohibido protestar.

El PP no forma ciudadanos, moldea vasallos. No quiere que pensemos, nos niega el derecho a disentir y nos deja indefensos frente al ataque. Este 20 de noviembre también se cumple un año de la Ley de tasas judiciales de Gallardón y los abogados se movilizan para denunciar que esta ley fomenta la impunidad de la Administración y la indefensión de los ciudadanos que menos tienen. Nos están intentando desarmar. Nos quiere cautivos y desarmados, como dice el parte fundacional de la dictadura.

Al PP le huele el sobaco a dictadura. Nos han devuelto a la España en blanco y negro, la España gris de los grises que corren detrás de los ciudadanos para molerlos a palos, de los grises que gritan en el Congreso “silencio, al suelo, se sienten, coño”.

Les quedan dos años más y todo apunta a que quieren completar ese parte de la victoria de Franco: “En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos. La guerra ha terminado”. Pues si quieren guerra, habrá que dársela.