Programa del 14/02/2013 | DEBATE

Debate sobre el Estado de la Dación

Tras la aceptación a trámite de la iniciativa legislativa popular sobre la dación en pago se abre un futuro lleno de interrogantes. Sobre la dación, el problema de las hipotecas y la tramitación parlamentaria de esta ILP hablamos con Martí Batllori (abogado y colaborador de la comisión promotora de la ILP), Guillem Domingo (portavoz de la PAH), Fernando Méndez (experto en Derecho Hipotecario) y Emilio Pajares (profesor de Derecho Constitucional). Nos visita ‘El Abordaje Tuerto’ y, además, nuestro infiltrado, Eloy de la Haza, nos habla de una casa de locos y artistas, «El barco de los locos», atracado en el puerto de Pasaia (Donostia)

El jefe de la oposición le ha pedido al presidente que dimita. El presidente le responde que deje de hacer papelones y que se ocupe de sus propios problemas. Pues aunque parezca una contradicción, estoy de acuerdo con ambos por una sencilla razón: ambas frases son aplicables a ambos. Ambos están haciendo un papelón de mil demonios y ambos tienen papelones que les impiden preocuparse por lo que realmente nos importa a los ciudadanos: cómo salir de esta crisis sin perder la mitad de la vida y nuestros derechos en el intento.

Rajoy tiene unos papelones de Bárcenas que no ha conseguido explicar, salvo alguna cosa. Y cada semana, se encuentra un papelón nuevo SOBRE la mesa. Esta semana Rajoy tiene que explicar por qué pactó una indemnización por despido improcedente con Bárcenas aunque fue él quien abandonó por su imputación en la Gürtel. Y tendría que explicar por qué ha consentido que el partido le pague ilegalmente la Seguridad Social hasta el pasado diciembre aunque su relación con el PP terminó supuestamente en 2010. Por no olvidar que Rajoy tendría que explicar por qué pactó pagarle a Jesús Sepúlveda un sueldo del partido cuando fue cesado de su cargo de alcalde por su imputación también en la Gürtel. Y Rajoy también tiene que explicar por qué mantiene en el cargo a la mujer de Sepúlveda, la ministra Ana Mato, que le está matando. Pero no explicará nada porque Rajoy piensa que a veces la mejor decisión es no tomar decisiones, como dijo ayer en una reunión a puerta cerrada sobre el rescate a España. Por lo mismo cree que la mejor contestación es no dar contestaciones. Rajoy es transparente pero no por publicar sus cuentas sino porque desaparece cuando necesitamos verle para que conteste.

Rubalcaba no puede dar respuesta a nuestras preguntas porque cuando pudo hacerlo dio las contestaciones equivocadas. Y sus preguntas no son creíbles porque no se las hizo a su propio gobierno cuando gobernaba. Su gobierno no admitió la dación en pago que ahora defiende, abarató el despido, aumentó la edad de jubilación, indultó a un banquero y trató de borrar sus antecedentes… Además tiene sus propios papelones SOBRE la mesa, los ERES de Andalucía, la corrupción en la Fundación Ideas, la dimisión hoy del alcalde socialista de Sabadell imputado en el caso Mercurio

Rubalcaba pide a Rajoy que se vaya. Rajoy responde ‘y tú más’. Conclusión: que se vayan ambos porque están de más. Ambos están haciendo un papelón y empapelándonos presente y futuro. Dejen de interpretar el papel. No son creíbles. Váyanse, señor Rubalcaba, señor Rajoy. Váyanse, señores. Váyanse a reflexionar como dice que va a hacer el presunto evasor Arturo Fernández. Váyanse a reflexionar y no vuelvan mientras otros mejores hacen el trabajo con el que ustedes no pueden.

Blog: «Váyanse, señores»

  • Carne cruda 2.0 en hora 25 (14/02/2013)

Crudo y su equipo van a buscar trabajo en el PP, el único sitio donde casi nadie se va a la calle. Además, nos metemos en la reunión de asesores de donde salió la decisión de apoyar la ILP sobre la dación en pago y entregamos el segundo premio Abundio

Blog: «Me voy a a hacer del PP»

por Javier Gallego  |  14 febrero, 2013

Voy a pedir trabajo en el PP. Lo he decidido. En estos momentos es la empresa que ofrece más oportunidades de crecimiento y mayor estabilidad en el puesto de trabajo. Mientras la reforma laboral golpea ERE que ERE a los trabajadores de toda España, en el partido de Génova casi nadie se va a la calle. Ni siquiera cuando el partido dice que te ha echado, te vas. Solo te reacomodan. Te dan otro cargo y te cambian de sueldo. Pero te siguen pagando igual. Y cuando eres tú el que te vas, te pagan una indemnización como si te hubieran despedido de forma improcedente. Y te siguen pagando la Seguridad Social por si andas corto de dinero. Aunque sea fraudulento. Da igual. Ninguna empresa como esta se arriesga por sus trabajadores aunque bordee o atraviese la legalidad. Todo por el obrero. No son un partido, son un sindicato político, la Internacional Popular del Trabajador. Populares del mundo, uníos.

Tampoco funciona como una empresa privada aunque lo sea y aunque le gusta privatizar. Les gusta privatizar de puertas para fuera como su reforma laboral pero de puertas para dentro, son como una empresa pública más. Sus trabajadores son como funcionarios, aunque ellos suelen despreciar a los funcionarios. Pero también suelen decir que desprecian a los corruptos y ahí los tienen cobrando su sueldo y formando parte de la lista electoral. También dicen sus miembros que se van de la política y ahí tenéis a Esperanza Aguirre, que cuanto más dice que se va, más está. Paradojas de esta empresa que no hay sobre que no te haga olvidar.

Tiene otras muchas ventajas este trabajo. El funcionariado popular es inmune, impune y vitalicio. No dejas el cargo ni cuando te imputan ni cuando dices que lo dejas. Haces como que lo dejas pero te mantienen despacho, secretaria y coche oficial. Una secretaria para llevarte las cuentas, un despacho para guardar tus sobres y un coche para repartirlos. O llevarlos a Suiza. Es una empresa en la que entra mucho pero sale muy poco y cuando sale, se evapora en un paraíso fiscal. Es un partidazo, vaya. Es un partidazo popular. Sobre todo si eres el presidente de la empresa y te puedes subir el sueldo cuando el resto del país se lo tiene que bajar.

No me negaréis que es una trabajo a considerar: cobras bien, puede que hasta dos veces, puede que no lo tengas ni que declarar y es tan difícil que te echen que no te tienes que preocupar ni de trabajar. Te deja mucho tiempo para dedicarte a tus negocios y tus robos. Además es un trabajo en el que es muy fácil entrar. Basta sacarte el carné del partido. Creo que vale con presentar una foto de tu cara. Cuanto más dura sea, mejor.