desobediencia civil

20/12/2013 – Manual de desobediencia civil

http://www.cadenaser.com/carnecruda20/

Hablamos con Cive Pérez, Ignacio García Pedraza y Araceli Mancheño sobre la desobediencia civil, sus fundamentos, métodos y objetivos. Y en ‘Carretera Perdida’, el señor Sanabria pone música a momentos históricos relacionados con movimientos pro derechos

Desobedeced, malditosdiciembre 20, 2013  

Si la luz sube por encima de nuestras posibilidades. Si hay miles de familias que no pueden pagársela mientras empresas como Endesa ganan más de 2000 millones de euros en plena crisis. Si el gobierno rechaza la propuesta de prohibir que se corte la luz en pleno invierno a las familias vulnerables que no pueden pagarla y dice que es una medida demagógica. Si es demagógico morirse de frío. Si el gobierno además se niega a ayudar a las familias desahuciadas y a aceptar la iniciativa popular de la dación en pago avalada por más de 1 millón y medio de firmas. Si en 2012 hubo una media de 1 desahucio cada 15 minutos. Si nos desahucian de una vida digna.

Si hay más de 6 millones de parados y les bajan el subsidio de desempleo. Si el paro ha aumentado 1,5 en estos dos años de gobierno aunque Rajoy aseguró que lo bajaría. Si hay dos millones de familias con todos los miembros en paro. Si los sueldos han bajado un 3%. Si 400 mil españoles se han ido del país. Si los cerebros de nuestro país se van para no volver porque se recorta en investigación mientras se aumenta el gasto en material antidisturbios. Si nos pegan palos en los sueldos y en la calle.

Si están intentando privatizar la sanidad. Si echan de la Sanidad universal a los inmigrantes más pobres y dejan que se mueran sin hacer nada. Si recortan en hospitales y nos obligan a repagar los medicamentos. Si recortan en Educación, echan a profesores, reducen becas, suben las tarifas, eliminan las ayudas de libros y comedor a más de 600 mil familias y nos imponen una reforma educativa ideologizada que no convence a ningún sector de la educación salvo a la Iglesia y a las escuelas concertadas y privadas a las que da ventajas económicas.

Si nos imponen una reforma del aborto que nos hace retroceder 30 años. Si nos obligan a parir pero reducen drásticamente las ayudas a la dependencia. Si perpetran una reforma laboral que nos arrebata derechos, defensas e indemnizaciones. Si perpetran una reforma de la justicia que deja más indefensos ante la ley a los que no pueden pagarla. Si meten mano en la justicia y en la hacienda para proteger a los corruptos. Si el partido en el gobierno está de corrupción hasta el cuello y se niega a admitirlo. Si el gobierno se niega a admitir preguntas y miente cuando contesta. Si el gobierno se niega a admitir la protesta y quiere aprobar una ley que nos amordace para que no abramos la boca en la calle.

Si en los dos años que ayer cumplió Rajoy ha incumplido todas sus promesas electorales menos las ideológicas. Si nos gobiernan por encima de nuestras posibilidades y nos quitan toda posibilidad de intervenir y protestar, qué podemos hacer, qué posibilidad nos queda:

¿Quedarnos de brazos cruzados? ¿Bajar la cabeza? ¿Ponernos de rodillas? ¿No tendremos que empezar a desobedecer normas injustas? Cuando la ley es injusta es justo desobedecer.

Los periodistas de Canal 9 obedecieron durante años y terminaron perdiendo no solo la dignidad sino también el trabajo. Los antidisturbios obedecen al gobierno que les congela el sueldo y se han convertido en ejecutores de leyes injustas en desahucios y manifestaciones a los que gran parte de la sociedad rechaza. Cada vez que mentimos o manipulamos por obediencia, que pegamos por obediencia, que abandonamos a los más necesitados, desobedecemos un bien muy superior a la ley: la justicia. Como decía Thoureau, el creador del concepto de desobediencia civil, es más deseable cultivar el respeto al bien que el respeto a la ley.

Y muchas de nuestras leyes no solo son injustas sino que además están manipuladas y en otras manos que no son las nuestras. Ayer la luz iba a subir hasta un 11% en enero pero la indignación general, el ruido y la protesta han obligado al gobierno a declarar nula la subasta que infló el precio porque había “condiciones atípicas”. Ahora llaman condiciones atípicas a la corrupción, oligopolio y abuso. Ahora vivimos condiciones atípicas. Ante condiciones atípicas se requieren respuestas atípicas. Y esas respuestas pueden obligar al gobierno a rectificar.

Si no escuchan las respuestas típicas, la manifestación y la huelga, solo nos queda la desobediencia como arma no solo de defensa, también de ataque. Hay que organizar la desobediencia. Desobedeced, malditos, desobedezcamos.

javier krahe

18/12/2013 | Javier krahe – El derecho a la pereza

Hablamos con el cantante y compositor Javier Krahe sobre su último trabajo discográfico «Las diez de últimas» y el libro «El derecho a la pereza» escrito por Paul Lafargue. Además, os ofrecemos un nuevo episodio de nuestro serial poco serio, «Compañeros»

 Disuélvansediciembre 18, 2013  

http://blogs.cadenaser.com/lo-llevamos-crudo/

Medio millón de euros se va a gastar el gobierno en comprar un camión cisterna para disolver las manifestaciones a manguerazos. No les basta con reventar ojos con pelotas de goma, también los quieren sacar a presión. Y luego no hay dinero para los hospitales en los que habrá que atender a los heridos. En España no se usaban estos camiones desde el franquismo y el inicio de la Transición. Este gobierno nos ha hecho retroceder 40 años de un manguerazo.

Esta compra de material represivo se suma a la próxima aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana que criminaliza las protestas, a la ya aprobada Ley de Seguridad Privada que da a los vigilantes privados poderes policiales para cachear y detener en la vía pública y a la colocación de las cuchillas de la valla de Melilla. Los violentos son ellos, no los ciudadanos.

Que las manifestaciones en España son pacíficas lo dicen las estadísticas y hasta el jefe de la Policía. Ayer mismo Ignacio Cosidó declaró que las protestas en nuestro país “son ejemplares” en general y recordó que nunca antes había habido tantas como ahora y sin embargo no hemos tenido que lamentar graves incidentes. Concluía diciendo que no hay necesidad alguna de esta Ley de Seguridad. No lo dice un agitador sino el jefe de quienes se enfrentan a los manifestantes. Es de agradecer que sea más demócrata que sus superiores, aunque en estos tiempos no es difícil. Que se ande con ojo con lo que dice que igual le cae una multa.

Nos dan palos. Y nos dan el palo. El gobierno se desmintió a sí mismo una vez más, o sea, mintió primero y ahora des-miente su mentira y anuncia que la luz volverá a subir. Hasta un 6 o 7%. En los últimos 7 años el precio de la energía ha subido casi un ¡¡¡70%!!!! Recordemos que es un sector que se privatizó. Recordemos que siempre nos repiten que el sector privado es más eficiente: para ellos, sin duda. Recordemos que ex presidentes y ex ministros son ahora consejeros millonarios en las empresas energéticas. Solo nos quieren vivos porque les pagamos.

Si no tenemos para pagar, prefieren que nos muramos. Ayer también el gobierno rechazó la propuesta de la Izquierda Plural de prohibir que se corte el suministro de energía a las familias vulnerables que no pueden pagar. Poco les importa que haya niños y ancianos y que el frío pueda matar de 3000 a 9000 personas en invierno, como advierte el Observatorio de Sostenibilidad. Si no mueren de hambre, que mueran de frío. Un problema menos.

Los españoles que se mueran de hambre pero el fútbol que no falte. Siete clubes españoles, entre ellos Barça, Madrid, Valencia y Bilbao, están siendo investigados por la Unión Europea por recibir terrenos, dinero público o ventajas fiscales. Antes de que termine la investigación, el ministro de Exteriores ha dicho que el gobierno defenderá al fútbol español “porque es Marca España”. Toma patrioterismo futbolero cañí. Nivelazo de gobierno forofo. Al español pobre no le protegen porque no es Marca España. Marca España solo son los ricos.

Así que el fútbol da el golpe y al ciudadano le dan golpes. Pero a la mayoría parece que le importan más los goles que los golpes. No parece que los hinchas vayan a salir a protestar o dejen de ir al campo porque clubes millonarios se lo lleven crudo a nuestra costa mientras a los demás nos aprietan las tuercas. Pan y circo. Está todo muy bien tramado para que nos muramos de asco pero no nos dé por salir a protestar.

Y si aun así, lo hacemos, nos disolverán a manguerazos. El gobierno no resuelve problemas, solo los disuelve. Y solo nos quiere vivos para que les hagamos ricos. A los pobres le gustaría disolverlos en agua. Como azúcar. Desapareced. Dejad de existir. ¿No veis que sois molestos?