Carne Cruda es un programa sobre… las músicas, artistas, creadores, escritores y activistas sociales más rupturistas, a los que queremos hacer accesibles, inteligibles, amenos e incluso, divertidos. Porque la contracultura no tiene por qué ser un ladrillo. Puede ser tierna como una chuleta. Lee el blog de Carne Cruda

http://www.rtve.es/alacarta/audios/carne-cruda/carne-cruda-paul-mockapetris-padre-internet-12-07-12/1462056/

Ya no es que estemos con los mineros, es que somos como los mineros. Estamos la mayoría en la misma situación que ellos. Después de las medidas desmedidas anunciadas ayer por el gobierno, no ha quedado nadie que no haya sufrido un recorte brutal en sus derechos. Nadie excepto las grandes fortunas, los grandes defraudadores y evasores de impuestos, los banqueros que han quebrado el sistema, los políticos irresponsables que han hundido a la banca y la monarquía. Pero excepto ellos, todos los demás hemos sufrido las medidas, que no sé por qué lo llaman “medida” si no la tiene. Todos: jubilados, médicos, profesores, alumnos, personas dependientes, extranjeros, mineros. Y ahora también, los parados y, por segunda vez, los empleados públicos. A todos nos ha golpeado esta Destrucción Masiva de derechos y prestaciones. Una destrucción que lleva una subida de IVA además. O sea, una destrucción más IVA. Que no busquen las armas en Irak, que las tienen en Génova y en el parlamento. Ahora ya podemos todos cantar el himno de los mineros como si fuera nuestro.

Santa Bárbara Bendita, tralaralará tralará, patrona de los mineros. Mira, mira, Maruxina, mira cómo vengo yo.

Santa Bárbara Bendita, mira, mira cómo vengo yo después de las barbaridades que estos bárbaros me han hecho. No contentos con que los del puño y la rosa nos recortaran 15.000 millones, nos han metido después un puñetazo de subida de impuestos, otro puñetazo de recorte de 10.000 millones en escuela y salud, otro de reforma laboral y ahora nos han rematado con un recorte de 65.000 millones de euros, el mayor recorte de nuestra historia que dicen democrática y no lo es. No lo es porque lo ha dicho el propio presidente del gobierno, el mismo que decía que nadie le impone condiciones y que es él quien le impone a Europa que nos ayude. Ese mismo dijo ayer: “No tengo más remedio que hacerlo, no tengo libertad”. Se me hiela la sangre sólo de pensar que un presidente de una democracia se suba al estrado del Congreso para decir que no tiene libertad, que no es dueño de sus actos. Ergo, si no hay libertad, lo llaman democracia y no lo es.

Traiga la camisa roja, tralaralará tralará, de sangre de un compañero…

Traigo la camisa roja de sangre de un compañero, Maruxina, de todos mis compañeros porque no han dejado a uno vivo. Han sacado la recortada y han disparado indiscriminadamente, en todas direcciones. En todas, menos hacia arriba, claro. Mientras en Estados Unidos o Francia, los presidentes anuncian medidas para gravar a los que más tienen, aquí nos agravan a todos el cáncer con una subida de tres puntos del único impuesto que paga tanto el pobre como el rico. Y disparan sobre todo hacia abajo, al malherido: al parado, al que le han reducido la reducida prestación de desempleo. No se puede caer más bajo que disparar al que está abajo y decirle encima que es para que se levante, que es para que busque empleo. Cree el gobierno que hay cinco millones y pico de personas en España que están en paro porque quieren. Buscarían empleo si hubiera donde buscarlo pero con estas medidas se va a destruir más que crear. Encontrar trabajo va a ser como encontrar casa, imposible. Al que le quedasen dinero y ganas para hacerlo, le han quitado la deducción por compra de vivienda.

Traigo la cabeza rota, tralaralará tralará…

Traigo la cabeza rota porque me la han reventado con una pelota de goma como las que lanzó ayer la policía a los manifestantes que acompañaron a los mineros al ministerio de industria. Tengo la cabeza rota de darme contra la puerta de ministerios y parlamentos para que me escuchen y me reciban. Tengo la cabeza rota porque lo único que recibo son golpes pero no me recibe el ministro, ni el presidente, que huyó por la puerta de atrás del Congreso para que no le vieran los manifestantes. Por eso no puedo evitar cantar…

Me cago en los capataces, tralaralará tralará, accionistas y esquiroles…. 

…en los capataces incapaces, en el jefe de los capataces que ayer dijo que todos nos hemos metido en ésta y todos tenemos que sacrificarnos, en los accionistas que han hundido este país para subir sus acciones y en los esquiroles que dicen representarnos pero nos dan la espalda, nos la clavan por la espalda y encima le dan palmas a su jefe al rematar la faena de destrucción más IVA. No sé qué aplauden. Quizá para no oír a su propia conciencia.

La realidad nos deja mudos pero navegamos por Internet y descargamos las portadas de prensa de hoy que titulan así: La Razón:”Sacrificio”; ABC: “Los antisistema revientan la marcha minera“; El País: “Rajoy trata de evitar el derrumbe con el mayor recorte en democracia“; El Periódico: “El Hachazo“; Cinco Días: “Rajonazo”. Para nosotros no tiene nombre y como hoy nos visita el genio que permitió poner nombre a las webs, hoy te preguntamos: ¿¿TÚ QUE NOMBRE LE PONDRÍAS A ESTO??