El agricultor, integrado en el “organismo-granja”, coordina estos ciclos naturales. Al responsabilizarse de una finca y llevándola poco a poco a una armonía general, se introduce en este ritmo anual de actividades. Es un proceso que depende mucho del estado en que el agricultor encuentra las tierras: si estaban abandonadas, si ya había cultivos establecidos, si tenía animales domésticos, etc. Pero también de la medida en que él vaya tomando conciencia de su integración en este ciclo anual.

EL AÑO EN EL CAMPO -mes a mes lo que la tierra nos pide y nos da-

Basado en el texto publicado en la revista Integral sobre las experiencias adquiridas durante tres años y medio en la finca biodinámica de Can Ricastell, en el municipio de Tordera, a cincuenta kilómetros de Barcelona.