El país de nunca jamás trabajarásoctubre 11, 2013

el pais de nunca jamásJorge Riechmann, uno de los pensadores más interesantes de nuestro tiempo nos presenta «¡Peligro! Hombres trabajando (el trabajo en la era de la crisis)». Además, hablamos con Lara Alcaraz, una de las tres activistas de FEMEN, que el pasado miércoles interrumpieron la sesión del Congreso. También nos visita la compañía teatral Cross Border Project, que estos días representa en Madrid la obra «Perdidos en Nunca Jamás», una adaptación libre de Peter Pan que reflexiona sobre la falta de oportunidades de los jóvenes en España

El país de nunca jamás trabajarás en lo que estudiaste 

Me llamo Peter. Peter Pan. Vivo en el país de nunca jamás, en el país de nunca jamás crecerás porque nunca jamás trabajarás en lo que estudiaste. Vivo en el país de nunca jamás podrás independizarte, formar una familia, hacer planes de futuro. Vivo en el país de la juventud sin presente.

Vivo en el país de nunca jamás el gobierno dirá la verdad. Y dice el ministro de Hacienda de mi país, mentiroso compulsivo, que los sueldos suben moderadamente aquí en el país de nunca jamás trabajarás por tan poco dinero. Y dice el presidente de mi país, el país de nunca jamás cumpliré mis promesas electorales, que todo el mundo habla de cuán grande va a ser nuestra recuperación. Pero yo vivo en el país de nunca jamás te fiarás de un representante institucional. Y sé que esa no es la realidad.

La realidad es que se ha duplicado el número de pobres en mi país desde que empezó la crisis de nunca jamás. La realidad es que aquí en nunca jamás hay tres millones de personas  que viven con menos de 300 euros al mes. La realidad es que hay un 13% más de ricos y el doble de pobres. Vivo en el país de nunca jamás se repartirá la riqueza, en el país de nunca jamás habrá igualdad y nunca jamás tendrás las mismas oportunidades. Vivo en el país de nunca jamás vivirás, solo sobrevivirás.

Yo no vivo, solo sobrevivo y por eso no crezco, solo me hago más viejo pero sigo viviendo igual que cuando era un chaval. Vivo con mis padres como el 80% de los jóvenes porque un alquiler supondría más de la mitad de mi sueldo. Si tuviera sueldo ganaría una media de 13 mil euros al año, un 42% por debajo de la media nacional. Pero yo no tengo sueldo. Soy uno de los casi 3 millones de jóvenes entre 20 y 34 años que no puede trabajar. Soy el 56% de jóvenes de menos de 25 años que no tiene empleo y soy el 25% que tampoco está estudiando. Vivo en el país de nunca jamás recibirás una beca porque las han recortado y nunca jamás podrás pagar tu matrícula de universidad porque las han subido tanto que no me la puedo pagar. Vivo en el país de nunca jamás estudiarás ni trabajarás si no te lo puedes costear.

No puedo vivir mucho más tiempo en nunca jamás porque si vives en nunca jamás mucho tiempo es que estás muerto. Así que he decidido emigrar. Quiero ser uno de los 700.000 mil que se van, la mayoría de ellos como yo: Peter Pan que no pueden madurar. He decido volar y no regresar como la mayoría de los jóvenes que se van. Se marchan 10 y solo vuelven 4. No quieren volver al país de nunca jamás volverás.

No quieren volver aunque tengan que trabajar en el país de me explotarás. No quieren volver aunque tengan trabajos de mierda. Litearalmente de mierda como Benjamín Serra, que tiene un máster y es premio extraordinario en dos carreras, pero trabaja en Londres limpiando mierda en el retrete de una cafetería en la que también sirve a los clientes tazas de relaxing café con leche. Se ha tenido que ir del país de nunca jamás me reconocerás los méritos para encontrar una oportunidad de mierda. Pero al menos crecerá y podrá vivir. Yo vivo en el país de nunca jamás saldrás con vida de aquí.