Es curioso como ya muy pocos médicos recetan vitaminas, muchas enfermedades vienen ligadas a carencias vitamínicas que obedecen al pésimo modelo de alimentación, pero la mayor de las aberraciones es la baja ingesta de Vitamina C (entre otras)

Hace años, cuando los hombres se echaban a la mar y permanecían meses alejados de las costas, una de las peores enfermedades que tenían que soportar era el llamado “Escorbuto” una enfermedad en la que literalmente te desangrabas  por diversas lesiones internas producidas por el debilitamiento de las paredes arteriales.

Es curioso como brillantes científicos de la talla del Dr. Linus Pauling o su discípulo Mathias Rath denunciaron públicamente que el Colesterol no era una enfermedad en sí, más bien se trataba de una reacción correctora del organismo por la carencia de Vitamina C

La medicina convencional, vio en esta “nueva” enfermedad llamada colesterol un filón con sus nuevos fármacos que tratando de corregir el colesterol, olvidaban el problema original, el agrietamiento de las paredes arteriales.

Por consiguiente, el aumento de la llamada epidemia cardiovascular.

Os presento un vídeo donde se relata correctamente este efecto que sospechamos que pese a saberlo la industria farmacéutica, prefiere seguir la teoría de que el fin justifica los medios, siendo quizás ese objetivo el lucrativo negocio.

Asimismo, en este segundo video que os presentamos, aparece el ilustre doctor Pauling (pese a haber recibido un Nobel) afirmando que las dosis recomendadas de ingesta de ciertas vitaminas por día, han sido reducidas a la baja, considerando el mínimo lo recomendable.

Linus Pauling (Vitamina C) dosis necesarias para los humanos

 

http://www.mundodesconocido.es/la-conspiracion-de-la-vitamina-c.html