http://www.elclickverde.com/#!__semillas-paco-munoz-entrevista

«En todas las poblaciones de la Región ya existe un agricultor ecológico»

Paco Muñoz, presidente de Biosegura (Asociación de Productores y Consumidores de Productos Ecológicos)

Este domingo comienza la Semana Estatal por la Biodiversidad Agrícola, una cita que busca impulsar el uso, la venta, el intercambio y la conservación de variedades tradicionales cultivadas. La organiza la Red Estatal de Semillas, cuyo trabajo pasa así por recuperar aquellos cultivos de antaño que rendían hortalizas de largo sabor, que daban renombre a un pueblo o comarca, que producían los abuelos de los abuelos y que casi se pierden al caer en desuso. Son las semillas tradicionales, que están en peligro de desaparición completa porque las actuales leyes estatales prohíben su compraventa. Una situación que se conjuga incómodamente con los cada vez más numerosos huertos de pequeños agricultores que surgen dispersos por aquí y por allá por toda la Región, tratando de hacer, en muchos casos, de la agricultura ecológica su nuevo modo de vida. Por ello, decenas de entidades están empeñadas en darle la vuelta a esta circunstancia, a sabiendas de que es la demanda del consumidor la que mantiene en producción los huertos y, por tanto, vivas las semillas. Biosegura, una asociación bullense de productores, elaboradores y consumidores de productos ecológicos, miembro de la Red Murciana de Semillas, es una de estas entidades nacida al calor de este horizonte. En elclickverde hablamos con su presidente.

ecv- Varios años peleando por un cambio, y la situación no varía en relación a la compraventa de las semillas tradicionales.

PM- Es una reivindicación en torno al derecho al uso y mantenimiento de la existencia de estas semillas tradicionales, para que no se alejen de los agricultores y para que no se queden en manos de las empresas que puedan pagar las patentes. El tema no es que la ley impida la posesión, sino que impide el uso. En agricultura convencional, para obtener subvenciones, piden que trabajes con semillas certificadas, con sus patentes y sus derechos pagados; en agricultura ecológica no, pero todo apunta a que éste pueda ser el futuro. A los agricultores convencionales les importa menos, porque van en busca de una semilla que dé más rendimiento, que sea más productiva, de un monocultivo. Así, en la zona de Almería o de Cartagena de producción a gran escala, solo se usan variedades estándares muy manipuladas, donde la planta adulta no da semillas válidas porque los híbridos van perdiendo su fortaleza vital. Sin embargo, para los agricultores ecológicos, nuestra fortaleza es un producto diferenciado, con más sabor; no se busca lo más grande o con mejor presencia, que también se cuida, sino que lo más importante es que el consumidor no desaproveche el producto, y por eso se usan, por ejemplo, tamaños medianos adecuados al uso. Pero la tendencia es ésa, porque quienes tienen las patentes de semillas convencionales, como Holanda, Estados Unidos o Suiza, también sacan semillas ecológicas y quieren aplicar las mismas leyes. La cuestión es que este proceso, para una variedad pequeña y muy local, es muy engorroso; llegar a la certificación sería tremendo y comercialmente no tendría tanta importancia porque fuera de los lugares de producción no se conoce.

ecv- Entonces, ¿hay algo que celebrar en esta Semana por la Biodiversidad Agrícola?

PM- Sí. Estamos más animados porque el sector se ha expandido muchísimo. En todas las poblaciones de la Región ya existe algún agricultor ecológico dado de alta en el Consejo. Hace un par de años esto no sucedía. También se han abierto muchas tiendas de minoristas de productos ecológicos. Quizá la crisis ha ayudado.

ecv- Una cara positiva de la crisis, en este caso…

PM- Puede ser. Existe mucha tierra buenísima en la Región y ahora muchos propietarios te ceden la tierra para que tú la trabajes porque prefieren tenerla en uso antes que abandonada y que se llene de basura. Lo hacen en la creencia de que vas a sacar muy poco dinero. Nos llegan muchos propietarios creyendo que tenemos mucha gente dispuesta a coger un terreno y nos ofrecen áreas a veces muy grandes y muy lejanas, y eso no suele poder abarcarse. Pero las más cercanas las cogen incluso titulados universitarios, que prefieren intentarlo antes de irse al extranjero, y se hacen su blog y todo.

ecv- Pero ha dicho que se saca poco dinero.

PM- Se obtiene poco dinero porque tienes que hacerlo tú todo: cultivos, tener conocimientos, vender… En verano, por ejemplo, que la gente se va de Murcia, no compra, y eso lo notan. Ahora, en septiembre, sí venden a mejor ritmo.

ecv- Y ante estas circunstancias, ¿anima a los interesados a hacerse con un huerto y empezar a cultivar?

PM- Sí. Irse es muy duro, yo estuve siete años en Alemania y no eres ni de aquí ni de allí. El momento es como para animarles a trabajar aquí, porque tenemos un banco de semillas donde conseguir variedades buenísimas y se las damos gratis. A cambio, si pueden o quieren, nos dan un lote de semillas de vuelta tras su cultivo.

ecv- Dice que dan semillas tradicionales gratis a los nuevos gestores de los huertos. ¿Han de ser socios de la Red de Semillas o de Biosegura?

PM- No. A los socios se las damos cuando ingresan, el primer lote es gratis, pero también se las facilitamos a otras personas que se interesan por ellas. La idea es que la semilla tradicional se difunda por la Región y que se cultive en distintos tipos de tierra y con diferentes condiciones de agua, a ver qué tal va funcionando. Porque la semilla no se mantiene viva si no existe un interés económico. Eso es lo que ha pasado, que los hijos y nietos no quieren seguir con el huerto de los abuelos. Se perdieron tantas semillas en la Región que la Red de Semillas ha tenido que ir al Banco de Germoplasma de Madrid a recuperar algunas de ellas.

ecv- ¿Qué semillas les dan desde el Banco de Semillas de Biosegura?

PM- Son cientos de variedades. Hay unos 50 tomates, 30 ó 40 pimientos, calabazas… Es una tarea muy laboriosa y muy compleja. Lo que anotamos, al final, es el dato del producto cuando vuelve después de haber sembrado la semilla en distintos lugares, apuntamos su calidad y otros aspectos. Esto, en multitud de pueblos… Así hemos hecho una selección de lo más vendido, lo que más buscan nuestros consumidores, lo que llamamos productos ‘excelentes’ que están esperando nuestros clientes. Entre ellos, los Flor de Baladre, que son los ‘reyes’ del tomate, y otros como el Muchamiel, el Bombillas Amarillas o el tomate negro de Cehegín, de piel fina que no cruje al morder. O entre los pimientos, el del Padrón dulce y también el Morro de Vaca, que se consume en rojo para asarlo. Y las calabazas totaneras para el invierno, que son dulces y se cocinan en bandejas con patatas y carne… Todo ello, de cara al consumidor, porque sin consumidor, todo el proyecto sería inútil. La demanda tira de nosotros, y afortunadamente también ha aumentado en estos dos años. Participamos hace poco en el Mercado de Microproductores Agrícolas en el Cuartel de Artillería de Murcia y en la I Feria de Vecinos Campesinos en Bullas, donde pusimos hojas para que recoger correos de gente interesada y se llenaron enseguida.

ecv- Precisamente, esta I Feria de Vecinos Campesinos sirvió para presentar el Sistema Participativo de Garantía de Murcia (SPG), que definen como “un modelo de comercialización más sencillo y cercano basado en la confianza y participación entre productores y consumidores”, todo ello porque, señalan, “los consumidores de hoy no demandan únicamente un sello ecológico porque para ellos no sólo el producto es importante, sino también el dónde, cómo y quién lo ha producido”. ¿Cómo surge y para qué servirá?

PM- Surge por necesidad. El Consejo Regulador atiende a todos los productores, pero los pequeños no necesitan este nivel de burocracia tan alto y te sientes olvidado. Además, en el Consejo no tienen competencia para asesorarte, es solo de control. Así que el SPG es una herramienta entre compañeros; sirve, por ejemplo, para que las tiendas nos digan qué productos se venden mejor y para que los productores contemos a los consumidores cómo producimos esas hortalizas. Todo esto sirve para el mercado local y la pequeña producción. Es un sello de confianza entre nosotros que, además, más que fronteras políticas abarca biorregiones y, en este caso, alcanza toda la cuenca del Segura.

ecv- Y ha citado antes que la tierra es buenísima en la Región. ¿Cuáles son las tierras buenas?

PM- Las que se cultivan en minifundios, más cercanas a los pueblos, donde solían estar los pozos de agua; y también las cercanas a las ciudades. Las empresas que se han tenido que ir al monte están en peores tierras. Hay buenas tierras hacia el Noroeste y en la zona alta del Guadalentín, áreas menos machacadas y con buenos recursos hídricos, siempre con agua depurada buena. Pero en realidad, todas son buenas no echando demasiados químicos y vertiendo materia orgánica. Manteniendo la fertilidad, la tierra te da un buen producto.

ecv- Así que hay, definitivamente, motivos para celebrar esta Semana Estatal de la Biodiversidad. ¿Ustedes cómo lo van a hacer?

PM- La I Feria de Vecinos Campesinos ya sirvió de celebración, pero además hemos programado un Taller de Agricultura Orgánica impartido por Jairo Restrepo también en Bullas.

Y es que el movimiento del cultivo ecológico cada día se expande más y se ensancha hacia disciplinas como la permacultura, la Red de Economía Alternativa y Solidaria -de la que también forma parte Biosegura- la agroecología o las ecoaldeas, iniciativas que acaso protagonicen futuros artículos de elclickverde.

Mónica Rubio. Periodista y Bióloga. (17 sep. 2013)