La escopeta nacional

EL AUDIO

A las armas, gritan los defensores de la patria. Pero no para defender a quienes la habitan sino sólo a quienes la expropian. No para defender a los pequeños elefantes, sólo al gran paquidermo. Empuñan las armas por la expropiación de una empresa supuestamente española mientras nos expropian a punta de pistola los servicios y derechos básicos a los españoles. Con la misma escopeta, la escopeta nacional. La escopeta nacionalista española, ésa que hecha fuego para denunciar la expropiación de una parte de REPSOL, una empresa que tiene más de la mitad de capital extranjero, más capital mejicano que español, que sólo declara un 25% de sus ganancias en España, que evade impuestos en paraísos fiscales y que tuvo casi un 12% de beneficio entre 1998 y 2007 pero sólo subió el salario un 1,71% y la contratación ni un 5%. Eso sí, muchos españoles que trabajan para esta empresa serán los primeros en caer ahora que tienen una buena excusa para recortar.

Por esta empresa explotadora presuntamente española brama la escopeta nacional, la misma que utilizan para disparar a bocajarro al verdadero producto nacional, los españoles. Será que los españoles ya no somos españoles, somos presuntos españoles, o solamente presuntos. Por eso se nos puede disparar como a elefantes en una cacería organizada. Eso sí que es real y no la monarquía.

Hablemos de lo real y no de la realeza: que la pólvora que ha levantado el rey con su afición a matar y la polvareda de sentimiento patriótico por la expropiación de una empresa fuera de nuestras fronteras no nos impidan ver la matanza que se produce dentro. Y esta semana, el elefante que ha caído es la Educación. Mientras se habla hasta la náusea de la caza real, el ministro del ramo, cual cazador furtivo, aprovecha para anunciar que los recortes en la escuela pública significarán un 20% más de alumnos en las clases. Traduzcamos este anuncio que tiene más nocturnidad y alevosía que una cacería africana: no es que se vaya a producir un baby boom y un aumento inesperado de estudiantes, es que se van a cargar a profesores. Si habrá un 20% más de alumnos en las clases, es porque habrá un 20% menos de profesores. A eso lo llamo yo “caza mayor” de profesores.

Al cazador máximo, nuestro presidente, no le parecen suficientes elefantes los que ya han caído. Esta semana ha vuelto a pedir más “sacrificios” y “generosidad”. Supongo que se refiere a la “generosidad” de dejarse “sacrificar”. Que hable claro, que no haga como el ministro de educación, que ya no está en campaña. No se lo digo yo, se lo dice el portavoz de su partido en la Comisión de Sanidad del Senado, Jesús Aguirre, en una frase de una sinceridad demoledora: “ahora que no estamos de campaña es el momento de decir lo que de verdad pensamos”. O sea, que no sólo reconoce que mienten en campaña, además reconoce que lo que están diciendo no es lo que piensan realmente. Y lo que piensa este señor, el único que se ha atrevido a decirlo, es que es imposible mantener la misma calidad, la gratuidad (que no es tal) y la universalidad en la sanidad. Hablemos realmente, no de la realeza: tampoco se podrá mantener la calidad, la gratuidad (que no es tal) y la universalidad en la enseñanza pública. La caza ha comenzado. Se ha abierto la veda.

Y para ir abriendo boca, Carne Cruda sacia tu hambre con la pregunta. No te calles y responde: Tras la decisión de Argentina de expropiar YPF a Repsol ¿TÚ QUÉ EXPROPIARÍAS Y A QUIÉN?

En el programa también hemos analizado analiza nuevamente la situación de Islandia. Esta vez con XAVIER MORET, Premio Grandes Viajeros 2002 y autor de “ISLANDIA, REVOLUCIÓN BAJO EL VOLCÁN”, una obra que rememora los acontencimientos más relevantes del país en los últimos años. En tu caso ¿SABES QUÉ HA SIDO DE ISLANDIA? O MEJOR ¿QUÉ QUIERES SABER DE ISLANDIA?