Shhhhhh. ¡Silencio en la sala! Calladitos todos. Estaos calladitos que estáis más guapos. No habléis. No pitéis. No salgáis a la calle. Que no se os vea. Así acaban nuestros gobernantes con los problemas en este país: silenciándolos, ocultándolos.

Así lo han dicho bien alto y bien clarito. Cuando quieren hacer callar, hablan muy claro. Lo ha dicho Esperanza Aguirre: “Los sindicatos no pueden decirnos cómo crear empleo. Mejor calladitos”. Si es por eso, debería mandar callar al presidente y al gobierno de su partido porque tampoco parecen saber cómo crearlo. Sí saben mandar callar. Han mandado callar al ex presidente del Banco de España y a Rato impidiéndoles contarnos en el Congreso qué ha pasado en la crisis de Bankia.

Ayer volvieron a callar al Parlamento vetando la creación de una comisión que investigue a los bankieros. Sólo unas horas antes, su representante económico en el Congreso, Martínez Pujalte, había dicho en TVE que su partido no iba a vetar nada y que comparecerían ahora, no dentro de unos meses. O este señor no les representa o le han vetado también a él. Sus compañeros dicen que no es el momento de investigar, que hay que mirar hacia adelante. Lo dicen los mismos que están todo el tiempo mirando hacia atrás a la “herencia recibida”. Tampoco el presidente hablará de momento del primer rescate de nuestra democracia y el mayor desastre económico de nuestra Historia.

Qué contradicción: un parlamento en el que no se parlamenta. Pero sí se miente. Es más bien un “parlamiento”. Han hecho falta hasta cuatro peticiones distintas de la Izquierda Plural para que el gobierno admita que la máxima autoridad de la justicia española, Carlos Dívar, vaya al congreso a explicar sus inexplicables viajes de trabajo de los que cada día se conoce una nueva contradicción.

Para investigar bankieros y semanas caribeñas y para la comparecencia del presidente en el peor momento de la crisis no es momento, pero ayer sí fue momento para ponerse a discutir una ley presentada por los populares valencianos para vetar que se pite el himno nacional en los eventos deportivos. La proposición de esta ley fundamental donde las haya fue finalmente vetada. ¡Después de una hora y media de debate! La vetó, no te lo pierdas, el propio Partido Popular porque dice que es una materia que ya irá en la próxima ley del deporte. Ahora que todavía no está prohibido, es a ellos a los que hay que pitarles por indecencia.

Indecente le parece al Ministro de Interior la prostitución en las calles. Para acabar con ella se le ha ocurrido una idea revolucionaria que quiere incluir en el Código Penal: multar a las prostitutas que ejerzan en las calles y carreteras. Así se ataja el problema, claro, escondiéndolo y explotando a multas a las explotadas y a las que quieren ejercer la prostitución voluntariamente. Quieren enterrarlas vivas como a los mineros en Asturias.

Pues que nos multen a todos porque nos las están haciendo pasar putas. Que nos multen a todos por el rescate que no es más que un pago que nos dan para poder hacer con nosotros lo que quieran. “Hay que acabar con estas conductas que explotan a las mujeres y dan una imagen del país muy poco edificante. A ninguna persona civilizada le gusta ese espectáculo«, ha declarado el ministro de interior.

Tiene toda la razón a ninguna persona civilizada le gusta este espectáculo que están dando nuestros políticos. Dan una imagen muy poco edificante de nuestro país. La imagen de un país prostituido en el que nuestros representantes sólo respetan una ley: la ley del silencio.

Las migas – Con toda palabra

La que no calla y damos gracias es  una de las grandes figuras del feminismo en nuestro país: LIDIA FALCÓN. Autora, abogada, Doctora en filosofía y ante todo, una mujer implicada en la lucha de las mujeres en su país durante más de 50 años. Hoy nos presenta «LA PASIÓN FEMINISTA DE MI VIDA», una recopilación de acontecimientos que vivió en 1ª persona. Lidia critica esa visión actual de que «el feminismo esté superado» Nosotros te preguntamos: ¿ESTÁ SUPERADO EL FEMINISMO? Y además queremos que nos digas OTRAS FIGURAS REFERENTES DEL FEMINISMO QUE TENGAS TÚ.

Y el que no se atreve a pronunciar la palabra maldita: RES-CA-TE es Rajoy. Por eso Rosa Díez ha retado a Don Mariano a que se atreva a decirlo RESCATE. «Diga conmigo la palabra rescate». Nosotros hemos pensado que Don Mariano bien (o mal) podría PRONUNCIAR OTRAS PALABRAS. Pregunta directa: ¿¿QUÉ PALABRA TE GUSTARÍA QUE SALIESE DE LA BOCA DE RAJOY?? Reta a Don Mariano!