“CON BASURA SIEMPRE VAMOS A FRACASAR”, explica Zenobia, una cholita boliviana que demuestra que no hace falta ser científico para darse cuenta de lo que le estamos haciendo a la Tierra