27/06/2014 | KEPA JUNKERA

la vuelta al mundo

La vuelta al mundo en 80 melodías

http://www.cadenaser.com/carnecruda20/

Visitamos tierras del norte con la música de Kepa Junkera, que ha viajado por la orilla del Cantábrico hasta su extremo oeste para grabar “Galiza,” su hermoso y fascinante nuevo disco. Y además, la peculiar visión de Santiago Alba.

Lo viejo y lo nuevo junio 27, 2014

A menudo parece que no avanzamos, que nuestra democracia y nuestros derechos solo retroceden, que lo único que conseguimos es evitar que nos obliguen a dar aún más pasos atrás. Pero basta pararse un momento para ver que lo que se repliega, lenta pero inexorablemente, es ese viejo mundo que hasta ahora avanzaba para arrinconarnos. Esa vieja política es como la marea. Al principio no percibes que se retira porque siguen llegando las olas pero cuando te quieres dar cuenta, han dejado libre la mitad de la playa.

Lo viejo está dejando paso a lo nuevo. Se va Rubalcaba, llega Ada Colau. Se va de la política uno de los mastodontes de ese antiguo régimen de partidos piramidales y aplastantes que han caído en el autismo, se presenta a unas elecciones municipales por Barcelona uno de los símbolos de la política ciudadana de iguales. Se va esa gran política que vive tan arriba que no ve lo que pasa abajo, llega la política pequeña que trata de resolver los grandes problemas desde abajo, desde los municipios, desde la calle.

Se va la vieja política porque la nueva forma de entender la política exige a los responsables políticos que asuman sus responsabilidades. Se va Willy Meyer de Izquierda Unida por tener un fondo de pensiones en una Sicav y esto obliga a Cayo Lara a anunciar un proceso de primarias para abrir el partido y asumir la renovación que ha estado evitando durante demasiados años. Se va también Magdalena Álvarez porque está imputada en un caso de corrupción. Pero aún se tienen que ir cientos de imputados que ensombrecen las listas con su nombre.

Aún se tiene que ir la cara más oscura de lo viejo. Hoy cinco personas eran detenidas por intentar evitar el desahucio de una familia con un bebé de 20 días en el barrio madrileño de Usera y unos policías eran fotografiados riéndose durante el desalojo. Esa prepotencia insensible de los que mandan puede que no se vaya nunca pero ahora su risa idiota queda retratada y les deja en evidencia. Lo viejo aún se ríe pero empieza a tener la sonrisa congelada porque ve que ya no manda tanto como antes.

El gobierno afora al viejo rey por un procedimiento exprés muy discutible pero no puede impedir que un juez impute a su hija por colaboración en delitos muy graves. La vieja política ya no lo tiene todo bajo control y por eso da puñetazos en la mesa de los despachos y las redacciones. No hay más que ver la ridícula campaña de demonización de Podemos y Pablo Iglesias. No se dan cuenta de que sus puñetazos prolongan y amplifican el terremoto que desató la nueva política en las urnas.

Por supuesto ni todo lo viejo se irá ni todo debe irse sino solo aquello que corrompe este país. Tampoco lo nuevo es bueno por el hecho de ser joven, pero es evidente que necesitamos una nueva forma de actuar en la izquierda, el centro, la derecha y la ciudadanía que entierre nuestros peores errores del pasado. La marea de lo viejo se retrae aunque volverá a golpear una y mil veces. Pero ahora están dejando un hueco en la orilla. En lugar de retroceder, demos un paso adelante.

La crisis está siendo un éxito junio 25, 2014

La crisis está siendo un éxito para los grandes patrimonios que se hincharon con la burbuja inmobiliaria. Ya han recuperado lo que perdieron, están aumentando su riqueza y en el camino han ganado ventajas sobre los trabajadores. Según se publicó hace unos días, las tristemente famosas SICAV en las que la mayoría de estos ricachos invierten porque apenas tributan al 1%, han vuelto a niveles de renta anteriores a la crisis y alcanzarán máximos históricos al final de este año. Los ricos han salido de la crisis en la que nunca entraron, han dejado de perder para volver a ganar dinero a espuertas.

En las mismas fechas se publicaba que somos el segundo país de Europa, detrás de Grecia, en el que más han caído los sueldos este año, a pesar de la tímida recuperación. Es evidente que el aumento de la riqueza se queda arriba y no llega abajo. También hemos sabido estos días que somos el país de la OCDE en el que más ha aumentado la desigualdad entre 2007 y 2011. Y según un informe de UNICEF conocido ayer, los hogares con hijos en los que los padres están en paro han aumentado un 190%. Sin embargo, los dos últimos gobiernos han recortado el presupuesto para la infancia. Ya sabemos que esos recortes han ido a rescatar a los bancos. La crisis es como un vampiro: les chupamos la sangre a los más débiles para fortalecer aún más a los fuertes.

Y cuanto más chupan, más quieren. Hace unos días, la Patronal pidió que el despido sea gratis en el primer año de contrato fijo, como ya lo es en los temporales y que se amplíe la edad para contratos de formación más allá de los 30, o sea, que se nos pague como aprendices aunque peinemos canas. En el barullo, nos van colando goles y por si tenéis idea de protestarle al árbitro, también quiere la Patronal que se limite el derecho de huelga. Los ricos aprovechan que estamos por los suelos para desvalijarnos y pisarnos la cabeza para seguir ascendiendo.

Lo peor es que han contado con la ayuda inestimable de quienes tienen la misión de evitarlo. Ayer supimos que el Tribunal de Cuentas que debe vigilar que no nos estafen, tiene un 10% de amigos y familiares del gobierno. Hoy Magdalena Álvarez ha tenido que dimitir del Banco Europeo de Inversiones por su imputación en los EREs y Willy Meyer de su cargo de eurodiputado de IU por tener un fondo de pensiones en una SICAV de Luxemburgo. Si ambos son inocentes como dicen, no podemos estar en manos de inconscientes que no se enteran  ni de que nos roban. Al mismo tiempo la policía está deteniendo a miembros de UGT Andalucía por robar el dinero de los parados. Estamos desarmados en manos de desalmados y los que tenían que protegernos han vendido su alma al diablo.

Este es plan de la crisis: con la complicidad de nuestros dirigentes, las grandes fortunas han aumentado su riqueza y poder a costa del empobrecimiento de la cartera y de los derechos de la mayoría. A nosotros se nos abandona mientras a los ellos les aforan como a reyezuelos. No hay más que ver la reforma fiscal recién presentada. Ahora tendremos que tributar hasta nuestro finiquito de despido pero no se tocan las prebendas de los grandes patrimonios donde está el mayor agujero de fraude. Ya dijo Montoro que “no es momento de revisar la fiscalidad de las SICAV”. Pero sí para hacerles una amnistía fiscal. Los de arriba suben cada vez más porque están escalando una montaña de pobres cada vez más alta. Es un plan perfecto.

Y sería un crimen perfecto si no hubiéramos descubierto a los culpables. Ahora hace falta que podamos detenerlos.