‘Carne Cruda 2.0’ en Hora 25 (06/05/13)

 

Nos asomamos al futuro que nos prepara el PP, con un vistazo a la sanidad de pago y a los viajes a Londres para abortar. «Tuneamos» la campaña de la Iglesia para que marques su casilla en la declaración de la Renta y os presentamos una nueva edición de ‘Borbonews’, el informativo sobre la monarquía

Las autoridades pueden matartemayo 6, 2013  

http://blogs.cadenaser.com/lo-llevamos-crudo/

Las auridades anitarias advierten de que el gobierno podría matarlesLas autoridades sanitarias les advierten de que el gobierno podría matarles. El gobierno, con sus decisiones o su falta de decisión, está provocando muertes. El gobierno ha dejado sin asistencia sanitaria a 900.000 inmigrantes indocumentados. Este fin de semana, ha muerto la primera persona que podría ser víctima de esa falta de atención médica. Según han denunciado Médicos del Mundo y la coalición de izquierda balear, Mès per Mallorca, ha muerto de tuberculosis un joven senegalés de 28 años que no recibió los cuidados adecuados por no tener la tarjeta sanitaria. Mejor dicho, por no tener tarjeta de crédito. Si hubiera sido un banco, si hubiera sido rico, ahora estaría vivo.

Hoy se ha suicidado otra persona cuando iba a ser desahuciada. Si hubiera sido un banco, le habrían rescatado. Alrededor de 20 personas se han quitado la vida por culpa de los desahucios en los últimos dos años. Y probablemente hay más que no hemos conocido. Jueces españoles y europeos han establecido que los desahucios en España son abusivos. El gobierno no solo puede sino que debe detener estos desahucios mortales en una época de emergencia nacional como la que vivimos, digo, sobrevivimos. A veces no dar la mano al que está al borde del precipicio es lo mismo que empujarle al vacío.  

Este gobierno dice defender el derecho a la vida por encima de todo, por encima incluso del derecho de una madre a dar vida. Pero recortan 2000 millones de euros a la dependencia en tres años. No quieren que las madres den vida, quieren que las madres den su vida. Quieren enterrar en vida a esas madres, a esos padres y a sus hijos. Quieren que esas madres se jueguen la vida. Eso también es delito. Al menos delito moral.

No siempre el que mata es el que aprieta el gatillo. Se puede encargar la muerte. Se puede matar en diferido. Los ciudadanos advertimos: este gobierno podría matarte en diferido. Pero no son simulaciones de muerte. Los muertos son reales.

‘Carne Cruda 2.0’ en Hora 25 (03/05/13) – Feliz Día de la Libertad de Prensa: ¡Se callen, coño!

Antonio Ozores consigue explicarnos la verdad de los sobres de Bárcenas. Presentamos la nueva sitcom vaticana ‘Papas Forzosos’, protagonizada por Benedicto y Francisco. Miguel Ángel Rodríguez estrena ‘A Todo Gas 7’. Y una nueva crónica de Santiago Alba

¡Se callen, coño!mayo 3, 2013  

Feliz día de la libertad de prensa; se callen coñoBonita forma de celebrar el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Ahora la culpa de que no salgamos de la crisis es de los periodistas. Antes fue de la herencia recibida, después de los manifestantes que dan mala imagen en el exterior, ahora la culpa es de “la prensa fatalista que inunda España de pesimismo”, según ha dicho en twitter Iñaki Oyarzábal, secretario general del PP vasco y secretario de Derechos y Libertades de este partido. Entre esos derechos y libertades, no contempla el derecho a informar y la libertad de opinión.

Esta semana también nos ha echado un rapapolvo la vicepresidenta del gobierno. En un encuentro con periodistas, criticó duramente que informemos sobre los escraches y nos culpó del éxito de las convocatorias. Si no habláramos de ellos, desaparecerían, afirmó. No solo no quieren que lo llamemos “acoso” en lugar de “escrache”, no solo le ordenan a la policía que lo llame “coacción”, también quieren que los periodistas no lo llamemos de ninguna manera, que los hagamos desaparecer como Cospedal eliminó la palabra “desahucio”. El gobierno no es capaz de acabar con los problemas, así que los mete debajo de la alfombra.

Pero los catastróficos datos de su gestión no desaparecen por mucho que los escondan. No somos los periodistas los fatalistas: hoy una vez más la Unión Europea ha empeorado y ha puesto en duda las estimaciones de Rajoy. El PP preferiría que no lo contáramos. El PP no quiere la verdad, quiere ruedas de prensa sin preguntas. Le tomaré prestada la idea a la vicepresidenta: si no fuéramos a estos actos de promoción, desaparecerían. Esa sí sería una bonita forma de celebrar este Día Mundial de la libertad de prensa.

El PP no quiere periodistas, quiere palmeros. No quiere ciudadanos, quiere súbditos. También le sobra el parlamento, al que jamás escucha. Al gobierno solo le falta decir: ¡Se callen, coño!