Javier Calatrava Requena, Mª del Carmen González Roa

Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA)

Artículo de fondo de la Revista Ae Agricultura y Ganadería Ecológica, revista de Divulgación técnica, nº8-verano 2012-Trimestral.

Conclusiones

-El bajo nivel de consumo de alimentos ecológicos en España, y las causas que lo motivan (desconocimiento, precio, desabastecimiento y desconfianza) inducen a una demanda de innovaciones institucionales, que afectaría, entre otros aspectos, al proceso de distribución, demandando alternativas más acordes a la naturaleza de los productos ecológicos y de sus mercados nicho.

-Los canales comerciales cortos, en los que no interviene la gran distribución ni el complejo mayorista-detallista convencional, se perfilan como una posible respuesta a esta demanda.

-Entre otras características los canales cortos son menos costosos, económica y ambientalmente, trasladan información de forma más completa y clara, presentan simetría, determinan precios ventajosos para el productor y el consumidor, y generan mayor confianza y menores riesgos.

-Además los canales cortos acercan al consumidor al origen y control de los alimentos que consume, generan relaciones humanas alrededor de la alimentación, consolidan el valor de lo local y pueden influir muy positivamente en el desarrollo de los territorios rurales.

-A pesar de estas evidentes ventajas, la implementación de canales cortos no es tarea fácil. Con frecuencia se precisan asociaciones al menos entre productores, contactos estables con el sector consumidor, mecanismos de transmisión clara sobre los productos, y una logística que asegure la eficiencia del canal.

-No hay recetas genéricas. En cada caso habrán de determinarse los canales cortos más adecuados, dependiendo, entre otras cosas, de la naturaleza de los productos, de la ubicación de la zona productora respecto a las aglomeraciones de consumidores, y de la naturaleza de los nichos de mercado a los que la oferta se dirija.

-Por su posible influencia sobre el consumo de productos ecológicos y sus efectos benéficos y externalidades positivas, las administraciones deberían ayudar en caso necesario al diseño y la implementación de canales cortos en general, y en la agricultura ecológica en particular.