Posted by David Ormeño

http://partidopirata.cl/los-cientificos-descubren-lo-que-esta-matando-a-las-abejas-y-es-peor-de-lo-que-se-pensaba/

Que-esta-matando-las-abejas

En este mes de agosto recibí por mail una noticia terrible hace un par de días. Muchos han oído hablar de que las abejas están desapareciendo, lo cierto es que están muriendo de forma misteriosa y masiva sin que nadie sepa porqué y esto ha provocado innumerables investigaciones en medio de una alarma generalizada.

¿Pero porqué la desaparición de las abejas preocupa tanto y se lo considera un problema global? … para nosotros los humanos, es lo único que parece seguir contando. Aunque la industria de la apicultura no es un asunto despreciable, viene a ser algo secundario respecto al verdadero problema; las abejas polinizan la tierra, su labor es indispensable para que millones de plantas puedan dar fruto y eso las sitúa en la base de la pirámide de la alimentación en la Tierra. Y creo que aún esto, con su gravedad, podría ser ignorado a la vista de cómo se atiende la salud del planeta si no fuera porque ya está pasando una importante factura (económica, se entiende).

Pongamos un ejemplo: EE.UU. lleva sufriendo de forma especial la desaparición masiva de sus abejas (en los últimos seis años han perdido 10.000 millones de colmenas) y sus poblaciones de abejas son ahora tan bajas que uno de sus cultivos estrella, la almendra en California, está requiriendo el 60% de las colmenas supervivientes de todo el país para su polinización. California provee el 80% de la exportación mundial de almendras y eso le supone al estado un valor de $ 4 mil millones, por lo que cualquiera, independientemente de su inquietud ecológica, entiende que esto es un problema. ( Para los que además tenga alguna inquietud ecológica, mucho habría que hablar de lo que supone un monocultivo de dimensiones tan brutales…)

Volviendo al colapso de colmenas, se sospechaba de los pesticidas, de ciertos parásitos o de una mala nutrición, pero en el primer estudio de su tipo, los científicos de la Universidad de Maryland y el Departamento de Agricultura de EE.UU. han identificado una mezcla extraña de pesticidas y fungicidas que contaminan el polen que las abejas recolectan para alimentar sus colmenas. Cuando los investigadores recogieron este polen y alimentaron con él a abejas sanas, estas mostraron una disminución significativa en su capacidad para resistir a la infección de un parásito específico, el Nosema Ceranae. Este polen estaba contaminado por una media de nueve pesticidas y fungicidas diferentes, aunque los científicos descubrieron hasta 21 productos químicos agrícolas en una de las muestras.

Lo que el estudio demostró es que las abejas que comían polen contaminado con fungicidas tenían tres veces más probabilidades de ser infectadas por el parásito. Estos fungicidas se utilizan de forma generalizada en la agricultura porque hasta ahora se pensaba que eran inofensivos para las abejas, ya que están diseñados para matar a los hongos, no a los insectos, en los cultivos como las manzanas. Dennis vanEngelsdorp, el autor principal del estudio, manifestó que cada vez hay más pruebas de que los fungicidas pueden estar afectando a las abejas por si mismos.

En los últimos años, una clase de químicos llamados neonicotinoides se ha vinculado a las muertes de abejas y recientemente se ha prohibido en la Unión Europea, donde la las poblaciones de colmenas también se han desplomado, la utilización de estos pesticidas durante dos años. Pero van Engelsdor dice que el nuevo estudio muestra que es la interacción de múltiples pesticidas lo que está afectando a la salud de las abejas. “El tema de los pesticidas en sí mismo es mucho más complejo de lo que hemos llegado a creer”, dice. “Es mucho más complicado que un solo producto, lo que significa, por supuesto, que la solución no consiste simplemente en la prohibición de un tipo de producto.

El estudio mostró además que el polen que las abejas recogían también de las malas hierbas y flores silvestres cercanas estaba igualmente contaminado con plaguicidas, aunque esas plantas no eran el objetivo de la pulverización.

Esto ya me lo contaban apicultores hace años, lo que está matando a las abejas es el veneno al que las llevamos sometiendo durante décadas de agricultura “eficiente”: herbicidas, fungicidas y pesticidas. Ahora, el Departamento de Agricultura de EE.UU. nos lo presenta en un estudio que lo hace oficial. Y recuerda, el bouquet de productos químicos descubierto por los científicos en su estudio, ¡Se encuentra en el polen de las plantas de las que nos alimentamos también nosotros!.

Fuente
QZ.Com

http://qz.com/107970/scientists-discover-whats-killing-the-bees-and-its-worse-than-you-thought/.

Scientists discover what’s killing the bees and it’s worse than you thought

By Todd Woody @greenwombat

bee-flower-story-top

Outlawing a type of insecticides is not a panacea. AP Photo/Ben Margot

As we’ve written before, the mysterious mass die-off of honey bees that pollinate $30 billion worth of crops in the US has so decimated America’s apis mellifera population that one bad winter could leave fields fallow. Now, a new study has pinpointed some of the probable causes of bee deaths and the rather scary results show that averting beemageddon will be much more difficult than previously thought.

Scientists had struggled to find the trigger for so-called Colony Collapse Disorder (CCD) that has wiped out an estimated 10 million beehives, worth $2 billion, over the past six years. Suspects have included pesticides, disease-bearing parasites and poor nutrition. But in a first-of-its-kind study published today in the journal PLOS ONE, scientists at the University of Maryland and the US Department of Agriculture have identified a witch’s brew of pesticides and fungicides contaminating pollen that bees collect to feed their hives. The findings break new ground on why large numbers of bees are dying though they do not identify the specific cause of CCD, where an entire beehive dies at once.

When researchers collected pollen from hives on the east coast pollinating cranberry, watermelon and other crops and fed it to healthy bees, those bees showed a significant decline in their ability to resist infection by a parasite called Nosema ceranae. The parasite has been implicated in Colony Collapse Disorder though scientists took pains to point out that their findings do not directly link the pesticides to CCD. The pollen was contaminated on average with nine different pesticides and fungicides though scientists discovered 21 agricultural chemicals in one sample. Scientists identified eight ag chemicals associated with increased risk of infection by the parasite.

Most disturbing, bees that ate pollen contaminated with fungicides were three times as likely to be infected by the parasite. Widely used, fungicides had been thought to be harmless for bees as they’re designed to kill fungus, not insects, on crops like apples.

“There’s growing evidence that fungicides may be affecting the bees on their own and I think what it highlights is a need to reassess how we label these agricultural chemicals,” Dennis vanEngelsdorp, the study’s lead author, told Quartz.

Labels on pesticides warn farmers not to spray when pollinating bees are in the vicinity but such precautions have not applied to fungicides.

Bee populations are so low in the US that it now takes 60% of the country’s surviving colonies just to pollinate one California crop, almonds. And that’s not just a west coast problem—California supplies 80% of the world’s almonds, a market worth $4 billion.

In recent years, a class of chemicals called neonicotinoids has been linked to bee deaths and in April regulators banned the use of the pesticide for two years in Europe where bee populations have also plummeted. But vanEngelsdorp, an assistant research scientist at the University of Maryland, says the new study shows that the interaction of multiple pesticides is affecting bee health.

“The pesticide issue in itself is much more complex than we have led to be believe,” he says. “It’s a lot more complicated than just one product, which means of course the solution does not lie in just banning one class of product.”

The study found another complication in efforts to save the bees: US honey bees, which are descendants of European bees, do not bring home pollen from native North American crops but collect bee chow from nearby weeds and wildflowers. That pollen, however, was also contaminated with pesticides even though those plants were not the target of spraying.

“It’s not clear whether the pesticides are drifting over to those plants but we need take a new look at agricultural spraying practices,” says vanEngelsdorp.

Otro artículo en el mismo sentido de un año atrás:

Un estudio relaciona a los pesticidas con la desorientación de las abejas