Chollos legales de ser político

http://www.cadenaser.com/carnecruda20/

chollos

Los periodistas Sandra Mir y Gabriel Cruz nos presentan el libro «¡Mamá, quiero ser político!» con los datos más interesantes de los políticos españoles. Además, la sección «Carretera perdida», dedicada al western y un nuevo capítulo de «Compañeros».

No podemos quejarnosenero 22, 2014  

La vicepresidenta del gobierno ha hecho una versión de un chiste actual en el que un extranjero le pregunta a un español, ¿qué tal por España? y el español le responde, no podemos quejarnos. Pues entonces bien, le dice el primero. No me has entendido, termina el español: que… no… podemos… quejarnos. Literalmente.

Soraya Sáenz de Santamaría dijo hace unos días que las cifras de la recuperación son tan buenas que no hay motivo para la queja ni mucho menos para un Gamonal. No solo no podemos quejarnos como la ley de seguridad, los antidisturbios y la propaganda del gobierno no dejan de recordarnos, además dice la vice que no entiende de qué nos quejamos. Sería para tomárselo a broma si la realidad no fuera tan seria.

Hasta el bebé de la vicepresidenta cuando pide teta a deshora es una demostración muy simple de que la realidad supera con creces a las estadísticas. Pero si lo que Soraya utiliza para mirar el mundo son las cifras, le podemos arrojar a la cara las del informe presentado esta semana por Intermón Oxfam, que son para que se le caiga la cara de vergüenza y el alma, si la tiene, a los pies. Ahí van:

España es el segundo país con mayor desigualdad de Europa solo detrás de Letonia. Solo 20 españoles, los más ricos, acumulan la misma riqueza que el 20% más pobre de la población. Si continúa la tendencia actual, en 2025 la distancia se habrá multiplicado por más de 3 desde que empezó la crisis. Los más ricos ganarán 18 veces más que los más pobres. Además el 85% de las empresas del IBEX tienen filiales en paraísos fiscales, denuncia Intermón. Los ricos sí que no se pueden quejar.

Para ellos la crisis va bien. Como decía Botín, está entrando mucho dinero en España. Es decir, en bolsillos como el suyo. Para esos gobierna el PP, como dice el título del informe de Intermón: Gobernar para las élites. El subtítulo señala las consecuencias: la acumulación de riqueza en pocas manos corroe la democracia.

Y a los ciudadanos. Las cifras nunca lo dicen todo. Una noticia no muy difundida de esta semana dice mucho más sobre lo que nos está pasando: ha aumentado en la crisis el número de ancianos abandonados en los hospitales después de que les den el alta. Podemos imaginar la desesperación de las familias que hacen algo tan cruel.

Esos abuelos no pueden quejarse. No tienen a quién. Los ciudadanos de este país somos como esos abuelos. El gobierno nos ha abandonado y no tenemos a quién quejarnos. Solo espero que este gobierno acabe peor que esos ancianos.