http://www.rtve.es/alacarta/audios/carne-cruda

Se puede disfrutar del fútbol, faltaría más, sin dejar de sufrir con el país al que representan los futbolistas. La victoria de la selección evapora durante unas horas algunos nubarrones pero no nos nubla el entendimiento. Despeja algunas tristezas pero no el cielo de Valencia del humo de sus incendios. Hemos ganado la Eurocopa y lo estamos disfrutando pero no ganamos a disgustos y lo lamentamos.

No por mucho ganar partidos y copas, amanecemos sin partidos que pintan bastos. No por mucho golear, nos dejan de meter goles. Mientras la Roja golea, los azules nos la meten por la escuadra. Mientras la Roja alcanza la cima con un fútbol de pases y recortes, el rojo del fuego tiñe el monte valenciano en parte por el pasotismo y los recortes en el presupuesto. Somos campeones en Europa y del mundo pero también en paro, en desahucios, en recortes, en subidas de impuestos y facturas, en repagos y en despidos. Ya sabéis: No hay dos sin tres.

No hay dos sin tres recortes. No contentos con los recortes en Sanidad y Educación, el gobierno de la Generalitat Valenciana ha recortado 15 millones de euros para el cuidado de los montes que ahora arden, 700 puestos de trabajo y tres aviones. A lo mejor se pretende calentar las aulas de los colegios que no tienen calefacción a base de incendios.

No hay dos sin tres premios de Fórmula 1 en la misma Valencia en la que no hay dinero para colegios o para la prevención de incendios. Pero sí hubo 30 millones de euros en 2010, por poner un ejemplo, para pagar un evento que el Partido Popular dijo que no les costaría un duro a los contribuyentes. Sólo este año, la Generalitat ha tenido que asumir 35 millones de euros de deuda de la empresa que organizaba el evento, más 6 millones que ha costado preparar el circuito y 20 millones que cobra el magnate de la carrera, Ecclestone, por la concesión. No sólo se queman los montes en Valencia, también se queman las arcas y algunos ciudadanos (aunque otros, parecen inmunes al fuego).

No hay dos sin tres subidas de tarifas. Mientras la Roja metía goles en su partido, aquí el partido azul nos metía 3 goles: una nueva subida de la luz, el gas y el butano. No hay dos sin tres subidas este año. En enero subió el gas y volvió a hacerlo en abril con la tarifa de la luz. También subieron los medicamentos este fin de semana con el “medicamentazo”. Enfermos, hambrientos y a oscuras nos vamos a quedar. Lástima que el gas sea tan caro. Sería la mejor solución para acabar con todo.

No hay dos sin tres despidos colectivos. Hay muchos más. La tan cacareada reforma laboral que iba a fomentar el empleo, lo que ha fomentado es el despido. Entre enero y abril, los expedientes de regulación de empleo han subido en un 44%. Casi se han doblado. La que se debe de estar doblando de risa es la Ministra de Empleo, Fátima Báñez, que nos va a mandar a todos al pueblo que le da nombre para pedir un milagro.

Cuatro goles le metió la selección española a la italiana. Otros cuatro nos han metido a nosotros este fin de semana. No sé cuáles celebraba Rajoy en Ucrania. Da la impresión de que va con el otro equipo. Si fuera con el nuestro, hubiera ido a Valencia a interesarse por los afectados por los incendios. Prefirió hacerse una foto con el irregular gobierno ucraniano en lugar de atender a su país que va de cráneo. Él es más de dar patadas y salir por pies, por eso se fue al fútbol.

Hay una gran diferencia entre la selección de Del Bosque y la selección de los que ayudan a que se queme el bosque. Los futbolistas de la selección ganan con buen juego, esfuerzo, compañerismo y solidaridad con el vencido. Los políticos juegan sucio, se esfuerzan poco por lo que no es suyo, más que compañerismo tienen corporativismo y no sienten ninguna solidaridad con el vencido. Roja es la cara que se nos ha puesto.

 Martirio y Compay Segundo

Recibe a una mujer de rompe y rasga, MARTIRIO, la voz que recuperó la copla y la paseó por terrenos insólitos, desde el pop al rock y al jazz. Un personaje rupturista que con una peineta y unas gafas de sol transgredió los límites musicales y estéticos, convirtiéndose en ICONO de la COPLA POSTMODERNA. Hoy te preguntamos por GRUPOS Y ARTISTAS CON UNA IMAGEN ROMPEDORA E ICÓNICA: desde KISS hasta MARILYN MANSON.