País

EL AUDIO

Ayer fuimos noticia. Varios medios de comunicación digital consideraron noticioso que este periodista que escribe dirija una carta al presidente y los ministros en defensa de la independencia de la radiotelevisión pública respecto al gobierno. Aunque a estos compañeros de profesión, que no firman su texto, no les parece que la noticia sea la defensa de la libertad de prensa sino que un periodista de la radio pública ataque, dicen ellos, a la autoridad competente. Lo que vende es el ataque a los de un lado, nunca la defensa de derechos de todos. El revuelo levantado por la misiva me ha generado no pocas reflexiones pero como no he venido aquí a hablar de mi libro, como Umbral, quisiera unirlas a otras noticias del día que nos hablan de este país en el que vivimos.

Vivimos en un país en el que es noticia de portada que un periodista de la radio pública exprese su desacuerdo con el gobierno y un país en el que tenemos asumido que la crítica al gobierno desde un medio estatal está penada con el despido gubernamental. De uno y otro lado aceptamos casi como inevitable que sea así. Hay quien incluso quiere que sea así: ahora nos toca a nosotros. Son los que creen que todos los que tenemos una voz en la radiotelevisión pública en este momento hemos sido colocados a dedo por el gobierno anterior para ser sus voceros. Vivimos en un país en el que la injuria agazapada en el anonimato de la red es muy atrevida, valga la contradicción. Y vivimos en un país en el que anteriores gobiernos socialistas y populares han manipulado tanto que han convencido al ciudadano de que la radiotelevisión pública es su corralito, un país en el que los periodistas nos hemos ganado a pulso el calificativo de “propagandistas” y un país en el que los ciudadanos lo permitimos y acatamos.

Es lógico que ayer Urdaci amenazase con volver. Este simulacro de democracia le va muy bien a su estilo. Ésa es la democracia del país en el que vivimos, un país en el que el Partido Socialista quiere llevar al Tribunal Constitucional el decreto del gobierno sobre RTVE, aunque hizo lo mismo en 2008 en la radiotelevisión andaluza, Canal Sur, donde también nombran a dedo a familiares y amigos. No es de extrañar esta volatilidad. También los socialistas llamaron ayer a protestar por medidas muy similares a las que impulsaron cuando gobernaban. A lo mejor nos están llamando a manifestarnos para celebrar la detención ayer del ex Consejero de Empleo de la Junta socialista por el escándalo de los millones de dinero de todos los andaluces que presuntamente se repartieron entre amiguetes. A lo mejor el PSOE invita a los andaluces a salir a la calle. Vaya, no hace falta que se lo pida. Ha empezado la Feria de Abril, una buena ocasión para celebrar que volverá a gobernar en Andalucía el mismo partido que tiene la mayor tasa de paro de España. Ése es el país en el vivimos, un país en el que a mucha gente le da igual la herencia recibida y que les roben y les mientan, sea en Sevilla o en Valencia, un país que se desangra mientras los dos grandes partidos discuten de quién es la culpa y el gobierno de la nación esgrime un informe de la Unión Europea que dice que el déficit declarado por el anterior gobierno socialista era mentira. Igual que el PSOE escamoteó el dato, el gobierno actual escamotea el hecho de que esa herencia también es suya en muchas comunidades autónomas. Y mientras se enzarzan en sus estériles disputas y nos siguen crujiendo a recortes, España vuelve a entrar en recesión por segundo trimestre consecutivo. Éste es el bonito país en el que vivimos. País, que dice Forges. Y se queda corto. Yo añadiría, país de… (complete usted la frase).

Schoenberg-String Trio, op. 45 (1/2)

Abre bien tus orejas y conecta tus neuronas porque hoy tenemos un invitado interesantérrimo: ROBERT ZATORRE, neurocientífico y uno de los mayores expertos del mundo en percepción musical que investiga cómo procesa el cerebro la música. Queremos hacer un experimento contigo que ya se ha hecho previamente y del que luego revelaremos la solución en directo: ESCUCHA LA MÚSICA DEL VÍDEO ENLAZADO Y ESCRIBE EN EL MURO LA PRIMERA PALABRA QUE TE VENGA A LA MENTE…

Y otro experimento: jugamos con música y neuronas… te proponemos que, ya puestos a imaginar situaciones, juguemos a coger un momentazo y ambientarlo musicalmente….¿¿QUÉ MÚSICA LE PONDRÍAS AL PERDÓN DEL REY?? Afila y abre bien orejas como buen elefante y responde….