http://www.laopiniondemurcia.es/descubre-fds/2017/08/16/ruben-vives-huerta-murcia-hormigon/852706.html

De un modo u otro lo ha conseguido, pues ha enfocado su vida hacia la naturaleza como miembro de Ecologistas en Acción (es el tesorero) y su profesión de agricultor.

paco hernández

Rubén Vives: «La huerta de Murcia está bajo el hormigón» Israel Sánchez

  • Un color: Los del Arco Iris, símbolo de los derechos civiles.
  • Música: Me crié escuchando a Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Víctor Jara.
  • Película: Entre lobos, de Gerardo Olivares.
  • Comida:  Lentejas, la comida de la dignidad.
  • Libro: Colapso: Por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen, de Jared Diamond.
  • Un deseo: Nos hace falta humanidad.
  • Chiste: El abogado va a ver al reo a la cárcel… –¿Cómo va lo mío? – Lo tuyo va bien, pero si puedes escaparte, ¡¡escápate!!

Murcia. 1972. De pequeño quería ser ‘Tarzán’ o ‘Mowgli’, el protagonista de El libro de la selva, y le apasionaban series como El hombre y la tierra de Félix Rodríguez de la Fuente o la de Jacques-Yves Cousteau y películas como Un hombre llamado caballo o Germinal.  «En cada metro de nuestra Región hay un conflicto medioambiental», afirma.

Se dio cuenta de su activismo ecologista cuando de niño salía por la huerta con su bici, al Reguerón, a coger culebras de agua, a cazar ranas y renacuajos en las acequias y los azarbes, y a comer vinagrillos, moras, habas y frutas por la huerta. «Haciendo el indio», subraya.
¿No está pasado de moda ser ecologista?
Se ha banalizado un poco, y el sistema lo ha integrado. Todo el mundo se define hoy como ecologista, hasta los enemigos del ecologismo.

¿En qué situación se encuentra hoy la Región de Murcia?
Está en una encrucijada. Tenemos un territorio con una biodiversidad que se encuentra entre las más altas de Europa, sólo superada por las islas y, al mismo tiempo, con una actividad económica muy fuerte que depreda cualquier territorio. En cada metro de esta Región hay un conflicto medioambiental.

¿Y cual es el más grave?
El problema global es el cambio climático, el sureste es quien más lo va a padecer, y el corazón del sureste es la Región de Murcia. A nivel local el principal problema es la pérdida de territorio, que se está transformando a un ritmo acelerado. En los últimos 25 años hemos artificializado un porcentaje muy alto de la Región. En el caso de la huerta de Murcia es todavía peor. La huerta está debajo del hormigón.

¿Quién es el culpable de la situación del Mar Menor?
Principalmente el regadío intensivo, que al fin y al cabo es una actividad económica. Al final los responsables han sido los sucesivos gobiernos autónomos. El Mar Menor que nosotros conocimos ya no existe ni volverá a existir.

¿Qué frentes tenéis abiertos en Ecologistas en Acción?
Hemos trabajado mucho el tema del agua, denunciando los abusos de los regadíos y luchando por la sostenibilidad. Tenemos muchos problemas ambientales que vienen de largo. La política de trasvases está fracasada. Es necesario ordenar el regadío, que está hecho un desastre. Cada vez hace falta más agua cuando cada vez hay menos. Las desaladoras son de lo que vamos a depender al final si abaratan sus costes con el uso de la energía solar como fuente de alimentación.

¿Qué opinas de la ley que declara urbanizables zonas forestales incendiadas?
Eso en nuestra Región va a tener poca repercusión. Nuestra ley regional ya declaraba, desde la ley del suelo de 2001, que muchos espacios forestales eran urbanizables. Más de la mitad de la Región es urbanizable.

¿Qué opinas de la posible privatización del faro de Cabo de Palos?
Es una sinvergonzonería lo que quería hacer nuestro gobierno regional. El faro es un símbolo. Este tema es sólo la punta del iceberg de lo que siempre ha sucedido en Murcia, como la Paramount, la Zerrichera, Puerto Mayor, La Ley del Suelo. Todos estos temas son efectos de la burbuja inmobiliaria que nos ha costado mucho dinero a los contribuyentes y que iba a seguir costándonos. Encima eran proyectos ilegales, inconstitucionales y muchos están paralizados. Todos son ejemplos del modelo de corrupción en el que se ha basado la política de los últimos años.