Sí se puede

EL AUDIO

Corrala de Vecinas La Utopía: Las Razones de Manoli

“Yo tengo callos en las manos de trabajar y a última hora no tengo una vivienda”. Se llama Manoli, tiene 65 años y vive en Sevilla. Perdió su trabajo y la casa que llevaba años pagando pero no la deuda que aún le ahoga. Se vio en la calle. Toda la vida currando para acabar así. “Nadie se hace una idea de esto. Se sobresalta una por las noches”. Pidió ayuda. La asistente social le dijo que se buscara una residencia para ancianos. Con una mezcla de rabia y tristeza cuenta que ella aún se siente útil. Pasó un año y no pasó nada. Sólo aguantar. Hasta que no pudo más. Esta semana, Manoli ha ocupado uno de los muchos pisos que los bancos tienen vacíos en Sevilla. Quiere pagarlo, pagar lo que ahora buenamente pueda. Por eso no es una okupación, es un realojo, dicen las que la acompañan. No está sola.

Hay otras mujeres como ella. Aguasanta, Toñi, Vanessa, Elena…. Mujeres de 30, 40, 60 años. Mujeres con hijos, familias enteras que se han visto en la calle. Ahora las 36 familias que se han realojado en ese piso forman una nueva familia. Lo llaman Corrala de Vecinas La Utopía. Escribía Galeano que la utopía, el horizonte, están ahí para que caminemos hacia ellos. Estas vecinas han decidido ponerse a caminar hartas de esperar un camino, el que fuera, que no llegaba. Y en el camino se encontraron con el 15M de Sevilla que les dio el empujón que necesitaban para vencer el miedo a dar este paso.

“Nosotros podemos ser ejemplo para otras personas que tienen miedo. Y ningún miedo. Hay gente buena en la calle”, dice Aguasanta. Gente como cualquiera de nosotros. Gente trabajadora dispuesta a pagar lo que tenga para tener un techo. Lo básico, lo mínimo, lo comprensible. “Somos gente normal, a cualquiera podría pasarle”, cuenta Elena, de 32 años, que tuvo que irse a vivir con sus padres por culpa del paro. España tiene 5 millones de parados. Más de 350.000 familias han sido desahuciadas desde que empezó la crisis en 2007. Más de 58.000 sólo el año pasado. Más de 350.000 Manolis, Elenas, Toñis, Antonios y Manueles con sus vidas, sus hijos, sus temores, sus aspiraciones, su sensación de fracaso. El 80% de los desahucios los han ejecutado, nunca mejor dicho, los bancos que forman parte de Bankia, el banco que hemos rescatado con el dinero de todos.

“Y los pisos vacíos, los pisos nuevos. Hay viviendas”, recuerda Manoli, una obviedad que no por repetida parece repercutir en quien tiene que oírla y podría hacer algo por evitarlo. Hay pisos vacíos. Tres millones y medio según datos del Ministerio de Fomento. Más de 100 inmuebles por cada persona sin techo. Cien posibilidades para realojarlas y permitir que empiecen a buscar una forma de vida y no sólo una forma de sobrevivir. Con todos los pisos que hay en España tocamos a uno y medio por familia. Pero algunas familias no tienen ni ese medio. No entiendo cómo leyendo estos datos, los distintos ministros  no han salido a la calle a protestar y a pegar patadas en las puertas de pisos. Como no lo han hecho ellos, lo han hecho estas vecinas. “Hay que entender que tú también formas parte de esa solución”, dice Elena. Ellas han empezado a buscarla, a demostrar que se puede encontrar aunque un juez, un banco y un antidisturbio te digan que no se puede.

Se puede. Si se puede dar a Bankia el triple de dinero que al Ministerio de Educación, si los políticos y sindicalistas que forman parte de su consejo de administración pueden ganar casi 12 millones de euros el año pasado, si ellos no dimiten ni devuelven lo que se han embolsado por vaciarnos el bolsillo, si con el 5% de ese rescate a esa entidad se podría realojar a 10.000 familias desahuciadas, si el ministro de economía dice que se le puede dar a la entidad lo que necesite, también se puede dar a las personas que lo necesitan un piso que están dispuestas a pagar. No sólo se puede, se debe. Se debe rescatar a personas de las garras de los mismos bancos que nos han obligado a rescatarles. Y si quienes deben no lo hacen, podremos hacerlo nosotros. Como dice Manoli: “Juntos, podemos hacer muchas cosas. Solos, no nos escuchan”. SÍ SE PUEDE.

Corrala de Vecinas La Utopía: Corraleras sevillanas
Carne Cruda recibe a LA CORRALA DE VECINAS LA UTOPÍA… auténticas heroínas…madres de familia que no han visto otra solución que ocupar un edificio en Sevilla que lleva VACÍO DOS AÑOS…no quieren quedarse con la vivienda…solo buscan un lugar donde vivir…por eso te peguntamos: EN ESTOS TIEMPOS DE CRISIS…LA OCUPACIÓN NO ES LEGAL PERO ¿ES LÍCITA? ¿QUÉ HACEMOS CON LAS MILES DE FAMILIAS DESAHUCIADAS?

 Las explicaciones de Ana Mato

Y hoy en nuestro particular CLUB DE LA COMEDIA….¡¡ANA MATO!!…La persona con peor apellido para dirigir Sanidad ha protagonizado una grandérrima rueda de prensa un tanto caótica…ESCUCHA Y AYÚDANOS A ENTENDERLA ¡¡NECESITAMOS UN TRADUCTOR!!! Porque…»no hay cosa que tenga más valor que una medicina que cura enfermedades»…