http://www.lobomarley.org/

Lobomarley no es una ONG; es una sociedad civil de seres humanos desconocidos entre ellos que trabajan por un objetivo común: conectar a la sociedad española, como nunca se ha hecho antes, con el Lobo y el mundo rural.

Un Lobo y un mundo rural que aúlla ahora más fuerte que nunca, porque no quiere más manipulaciones ni subsidios.

Aúlla por el Lobo – Manada Lobo Marley

«el hombre y la tierra» para lobo marley

……………………………………………….

«Los Picos de Europa no es un parque nacional, es un matadero de lobos»

http://www.elcorreodelsol.com/articulo/los-picos-de-europa-no-es-un-parque-nacional-es-un-matadero-de-lobos

Luis Miguel Domínguez saca las garras y aúlla para defender al lobo, al que quieren exterminar.

Nos explica quiénes son los asesinos de lobos y cómo la sociedad civil puede acabar con esta atrocidad.

Por: Montse Cano 24.01.2013Quieren exterminar al lobo, matarlo impunemente porque les molesta, porque es libre, porque lo convierten en excusa de las mil desgracias que padece la gente del campo. Así que hemos buscado a un hombre capaz de aullar como ellos y sacar las garras en su defensa. Hablamos con Luis Miguel Domínguez, el naturalista que cada día nos regala un pedacito de nuestra biodiversidad desde la televisión con el programa Biodiario y director de la productora Avatar Wildlife Docs. Su currículum es tan dilatado que nos resulta imposible resumirlo en unas líneas. Acudimos a él porque, especialmente estos días, se ha convertido en el portavoz de los sin voz, los lobos. Si queremos entender qué está pasando con los lobos, lo mejor es preguntar a Luis Miguel quiénes y por qué quieren acabar con esta especie emblemática de la fauna ibérica.

En términos genéticos, la población efectiva se reduce a tan solo 50 ejemplares

Antes de hablar de la persecución al lobo, es importante saber cuántos lobos hay aproximadamente en España y en qué zonas.
En la Península Ibérica, donde hubo lobos por todo el territorio, podría haber en la actualidad unos 750 individuos reproductores, concentrados en el cuadrante Noroccidental. Quizás haya entre 1.500 a 2.000 individuos. Pero no ha aumentado la población. Está estabilizada desde hace muchos años y cada día con más y peores amenazas. Además, algunas poblaciones, como la de Sierra Morena, ya son relictas y endogámicas, condenadas a la desaparición. La mayoría de la población se encuentra en Castilla y León, Galicia y Asturias, Cantabria y algunas zonas del País Vasco con pocos ejemplares. En Cataluña, hay algunos lobos, llegados desde Francia, que no dejan de ser individuos aislados, dispersantes, que van y vienen y que no han llegado ni siquiera a reproducir. Hay un problema añadido, y es la pérdida genética que el lobo sufrió en los años 70, cuando la población de lobos vivió su peor momento, y que hace que hoy día cada lobo muerto suponga una pérdida genética irreparable que puede llevar al lobo ibérico a una situación muy difícil a largo plazo. En términos genéticos, parece que la población efectiva se reduce a tan solo 50 ejemplares, lo que es un dato científico muy serio.

Explícanos qué pasó con el lobo Marley, que da nombre a vuestra plataforma de defensa del lobo ibérico.
El lobo Marley fue abatido el día 22 de agosto de 2012 en el Parque Nacional de Picos de Europa. Su muerte vino a colmar el vaso de nuestra indignación. Marley no era un lobo cualquiera, pero era un lobo más. Uno de tantos asesinados en los últimos tiempos, pero, en este caso, con unas circunstancias que le hicieron diferente. Estaba marcado con un collar radioemisor y formaba parte de un grupo de lobos que estaban siendo estudiados para aprender de sus vidas privadas y poder entender aún más a la especie. Un ejemplar en el que se habían invertido 300.000 € y que, además, era abatido en un Parque Nacional y por funcionarios pagados por todos. Mayor chapuza es impensable y mayor desprecio a la ciudadanía, imposible de concebir.
Lobo Marley es una entidad sin ánimo de lucro que utiliza a este ejemplar como símbolo de aquello que NO QUEREMOS y, además, con la intención de demostrar que solo el mundo rural tendrá patente de corso de cara al futuro si se implica sin tapujos en la conservación de la biodiversidad.
La muerte de este lobo conmovió a la sociedad gracias a un movimiento ciudadano que ya es imparable y que crece cada día. Ese suceso, tal despropósito, nos hacía pensar que no podría ser superado… pero lamentablemente nos equivocamos y hoy velamos un nuevo cadáver lobuno.
Una joven hembra marcada igualmente con un collar en el mes de octubre y muerta este mes de enero. También en Picos de Europa… parque nacional que debiera ser DESCATALOGADO por haberse convertido en un MATADERO.

El lobo Marley era un ejemplar en el que se habían invertido 300.000 € y que fue abatido en un Parque Nacional por funcionarios pagados por todos

Lobo Marley ha estado muy activa contra las batidas de lobos. ¿Quién quiere acabar con los lobos en España y cuáles son sus intereses?
En estos momentos, la figura del furtivo ha sido desterrada por las propias administraciones. Desde la guardería de Parques Nacionales se matan lobos bajo la engañosa trampa del control de poblaciones. Castilla y León tiene desde hace tiempo una patrulla ANTILOBO que masacra cada año a varios ejemplares con el dinero del contribuyente. El Principado de Asturias ha anunciado públicamente que durante 2013 matará a más de la mitad  de la población de lobos de Asturias. Lo hace presionado por asociaciones ganaderas y sindicatos agrarios que saben que sus votos son más importantes que los lobos. Algunos colectivos ganaderos teledirigidos por neorurales, que parecen haber descubierto la piedra filosofal de cartón piedra, han salido a la palestra con un lema que incita inequívocamente a la extinción del lobo, «Con lobos no hay paraíso». Estos hacen mucho daño ya no tan solo al lobo sino a Asturias y a su imagen en el exterior.Con respecto al lobo, ¿cuáles son las mayores mentiras y los fraudes que hay que denunciar?
La mayor de las mentiras está relacionada directamente con el impacto mediático que tiene todo este tema. Y es que NO EXISTE CONFLICTO, está sobredimensionada toda esta historia por intereses económicos y políticos. El daño del lobo a la ganadería en toda España y al año NO LLEGA a los 3 millones de euros y este tema solo afecta a un porcentaje mínimo de las bajas que por otros muchos motivos tienen los ganaderos en su cabaña. Solo una mirada materialista hasta el extremo de que encuentra receptividad en una clase política sin criterio ni altura de miras puede montar todo este debate artificial. Además, hay que decir de una vez por todas que, en el tema que nos ocupa, el sector ganadero es solo una pata del banco y adquiere un protagonismo secular que no se sostiene. No solo interesa el lobo a los ganaderos, el LOBO es de INTERÉS GENERAL y la sociedad en su conjunto debe reivindicar su papel en la consecución de su conservación.

El Principado de Asturias ha anunciado que durante 2013 matará a más de la mitad de la población de lobos de Asturias

Etológicamente encontramos también la respuesta a tantas preguntas absurdas y que marcan desde hace siglos las reglas del juego que tanto perjudican a lobo y a su imagen. Como cazador social, el lobo precisa no solo de comer, también y, sobre todo, de alimentarse socialmente hablando. Alimentar a su SOCIEDAD a base de unos lances en grupo que le dan su razón de ser. Para los lobos la estrategia en la caza forma parte de su vida en grupo y, por tanto, de su éxito existencial. Digo todo esto porque solamente en la consecución de comida a través de animales salvajes es donde realmente el lobo se mueve bien. Corzos, jabalíes, ciervos… son sus presas habituales (más de un 80%) incluso en zonas ganaderas y donde los lobos se encaman a escasos metros del ganado sin atacarle.
Los ataques a la ganadería siempre están vinculados a la facilidad que el pastor de turno le dé por su mala praxis y también, cómo no, en escasas ocasiones por circunstancias indeseadas. Hoy en día, en tierras de lobos hay que hacer como siempre se hizo, llevar buenos perros (mastines) y acometer las tareas de pastoreo con rigor y destreza. Una lobada para un ganadero es un suceso puntual, que sin duda le produce un perjuicio serio… pero no es el fin del mundo. En todas las profesiones surgen trabas y problemas y no por ello se clama al cielo con tanta intensidad.
Mamar y llorar a la vez es pirueta complicada que solo alcanzan a ejecutar con éxito los «ganadineros «y no los ganaderos de bien.
Son muchas las personas del mundo rural dedicados a la ganadería que consideran al lobo un elemento esencial del paisaje. Con ellos estamos.

Con la normativa actual, ¿se puede ir pegando tiros a lobos y que sea legal?
Como el territorio español se gestiona de diferente forma en las diferentes Comunidades Autónomas, existen diferentes planes de gestión para el lobo. En Galicia, País Vasco, Castilla y León (al norte del Duero) y Cantabria, el lobo es, desgraciadamente, especie cinegética y, por tanto, cazable dentro de la veda y con los permisos correspondientes. Al sur del río Duero, en Castilla y León, a pesar de que teóricamente está protegido, la Junta lleva a cabo batidas como “método de control” a pesar de ser “especie prioritaria” para la Directiva de Hábitats de la UE. En Asturias no es especie cinegética pero tampoco es especie estrictamente protegida, por lo que el Principado decide planes de “control” constantes amparados –ilegal e injustificadamente– en excepciones que justifican por daños a la ganadería. El Principado determina auténticas “zonas de exclusión” de lobos donde todo lobo que aparezca puede ser matado, y en este momento pretenden eliminar un número de lobos que, de conseguirlo, significaría la desaparición de una enorme parte de la población. Para las matanzas se están saltando, además, distintas normativas y prohibiciones. El Parque Nacional de Picos de Europa es el único Parque Nacional del mundo donde se dan permisos para abatir lobos. Y esto se hace con absoluto secretismo y oscurantismo. En Castilla-La Mancha y Andalucía, dada la situación crítica de la especie, se encuentra protegido al menos sobre el papel, pero los lobos están viviendo en grandes fincas de caza donde nadie sabe qué está sucediendo.